10.9.10

Eden Lake

Cuando uno empieza a ver "Eden Lake" no puede evitar recordar "El rey de la montaña". Las similitudes entre ambas películas son varias, pero mientras en la protagonizada por Ernesto Alterio la historia está tratada con más enfasis en la tensión, la película inglesa está más cerca del survival con toques de slayer.
No es mala película, y está bien contada, lo suficiente para ser entretenida, pero no he dejado de pensar, durante toda la película, que a los guionistas lo único que les importaba era que una pareja fuera torturada por una pandilla de chavales, y para ello, los personajes toman decisiones un tanto... ridículas... durante la primera media hora de película. Como muestra, el momento en que Michael Fassbender decide entrar a la casa de los gamberros. Todo lo que ocurre durante esa secuencia desafía las leyes de la lógica y el raciocinio.
Pero bueno, dejando eso de lado, la brutalidad de la película ciertamente la hará desagradable para más de uno. El dilema moral que plantea, la hará disfrutable a ojos de otros. Sin duda, cuando llega el final y empiezan los títulos de crédito, dan ganas de clamar al cielo por una reforma que endurezca las leyes del menor. En realidad, no hace falta llegar tan lejos. Dan ganas de hacerlo mucho antes de los títulos de crédito.
Es imposible no estremecerse con Eden Lake, porque la realidad ha dado muestras de ser mucho más cruel que la ficción en innumerables ocasiones. Y no hay que irse a Inglaterra para encontrar menores con instinto asesino. En eso es en lo que te hace pensar esta película.
¿Lo mejor? Que te mantiene en tensión la hora y media que dura la película. Que todo el tiempo tienes ganas de que los malditos niños sean descuartizados, mutilados o cualquier cosa que acabe con ellos muertos de forma hiriente.
¿Lo peor? Lo ridículo de ciertas decisiones tomadas por los protagonistas al comienzo de la película.

8 comentarios:

Sonix dijo...

Ufff, la tengo "adquirida" y pendiente de ver pero no me acabo de decidir... me ponen de los nervios las películas en las que hay unos personajes que putean a otros sin piedad hasta el final. Aún así, supongo que acabaré viéndola. Buena crítica.

Mrs.Yume dijo...

Gracias por tu comentario.

No sabía que "Alta tensión" venía de un libro, así que gracias por la información, la verdad.

Respecto a la película que has comentado en este entrada, la vi hace unos meses y me gustó bastante.

El Especialista Mike dijo...

No estuvo mal, pero coincido en que algunas decisiones de los protas son ridículas y descabelladas.

Eso si, menuda panda de hijos de puta los adolescentes...

Hopewell dijo...

Ya ves. Sobre todo el cabecilla...

Crispi dijo...

Joder que mal lo pase con los putos niños!!!
Sí es verdad lo de las decisiones ridículas, recuerda que no hacía otra cosa que repetirl una y otra vez "esta tía es gilipollas", pero rompiendo una lanza a su favor, en realidad es una actitud más realista, creo que en en la vida real, en esos momentos, más de uno tomaríamos decisiones absurdas o simplemente no actúas, el miedo te bloquea. Lo digo por experiencia, imaginate en una peli mi momento cuchillo jamonero!!!!

Hopewell dijo...

Mmmm.... sí, metidos en "me están persiguiendo unos asesinos" cualquiera puede cometer estupideces, pero ¿que me dices de "me meto en la casa de un desconocido" cuando todavía no hay nada que te pueda empujar a esa estupidez? Tío, llama al puto timbre, que para eso los crearon...

Crispi dijo...

Sí vale ahí ya no hay excusa...

Perse dijo...

A mí me gustó mucho esta peli, tiene momentos realmente escalofriantes... lo mejor de todo, el final.