12.12.10

Haciendo review del inicio de temporada 10-11

Con la temporada llegando al parón navideño, voy a hacer un repaso por las series que he visto en estos tres meses:

1) Survivor. La temporada 21 del reality por excelencia sigue demostrando por qué sigue siendo EL JUEGO con mayúsculas. Y sí, esta temporada ha tenido momentos agridulces y no superará al Héroes contra Villanos que fue la temporada 20, pero eso ya lo suponíamos. Sigue resultando interesante y adictivo... y ojalá los rumores que hay para la temporada 22 sean ciertos...

2) The amazing race. Temporada 17 y la gymkana por excelencia sigue teniendo pulso. La temporada 15 fue un coñazo, la 16 fue impresionante y ésta va a medio camino. La final, eso sí, se plantea impresionante...

3) Sons of anarchy. Sin duda, el descubrimiento de la temporada. Me ventilé las tres temporadas en unas semanas y ha entrado sin duda en mi lista de series favoritas.

4) Breaking bad. Estoy viendo la tercera temporada y realmente me engancha esta mezcla de thriller con drama absoluto, aunque a veces peca en exceso de ese revolcar en la mierda a sus personajes. Walter White es uno de esos personajes que luchan constantemente contra decisiones morales, y eso lo hace más interesante.

5) Glee. Uno de esos placeres culpables que se disfrutan debido a su frescura y a su escaso nivel de exigencia. En realidad la trama es lo de menos en esta serie.

6) The event. Empezó con un primer capítulo espectacular y se planteaba como una ficción elaborada y llena de tensión. Mi impresión es que se ha desinflado de forma alarmante y mi duda es si conseguirá mantenerse en el nivel donde está, que es el del mero entretenimiento. Sinceramente, dudo que logre alcanzar los niveles de adicción que prometía.

7) Supernatural. El final de la temporada cinco estaba hecho para finiquitar la serie con clase y con un nivel altísimo. Entonces tomaron la decisión de hacer una sexta temporada y los diez capítulos que llevan de momento no están llegando al nivel, la verdad. Es una de esas series que se amontonan a la espera de un momento libre.

8) Fringe. Recuerdo que cuando empezó me parecía normalita y poco más. A día de hoy, es una de las series que espero con más ganas cada semana. Y las está pasando tan putas a nivel de audiencia que tengo miedo por su futuro. Pero es una de las mejores series que hay en pantalla ahora mismo.

9) Chuck. Cuarta temporada y sigue haciéndome llorar de la risa. Valga como ejemplo los homenajes a la Jungla de cristal de la semana pasada.

10) Outsourced. Una sitcom entretenida.

11) The defenders. Sí, es cierto, no suelen gustarme los procedimentales, pero The Defenders se ha hecho un hueco gracias a la fuerza de sus guiones, al humor y a sus maravillosos y carismáticos protagonistas.

12) Chase. Un procedimental que no pasé del capítulo uno.

13) Undercovers. Llegué a ver seis episodios. Me aburría un poco, pero confiaba en que Abrams tendría un as guardado en la manga en la forma de una trama que nos arrastraría como lo hizo Alias, Lost o Fringe. O no era así o no le dieron tiempo de enseñarlo, en cuyo caso sería error suyo haber tardado tanto. La han cancelado, así que dudo mucho que llegue a ver los capítulos que faltan.

14) Broadwalk Empire. Scorsesse, Buscemi y un nivel de calidad visual altísimo no fueron suficientes para engancharme, en parte debido a su lentísimo ritmo, en parte porque la historia no me resultó interesante. Vi el piloto y ya.

15) Dexter. Creo que es una de las mejores series del panorama actual, aunque esta temporada haya sido regulera. Sigo quedándome con la segunda y la cuarta temporadas. Aún nos falta el último episodio, y seguro que es impresionante.

16) No ordinary family. Una serie que es entretenida pero que no me engancha lo suficiente. Tengo dos o tres capítulos a la espera de ser vistos, y supongo que si tengo tiempo en este parón navideño acabe haciéndolo, pero no sé, tengo mis dudas con esta serie.

17) The vampire diaries. Otro de esos placeres culpables. En realidad es una serie para adolescentes, pero es que a nivel de trama pasan tantas cosas en cada capítulo que es imposible no quedar enganchado. Ser secundario en esta serie es un riesgo para su vida...

18) The walking dead. Seis capítulos han sido demasiado poco, ¡malditos!

10.12.10

Friki-Test



Visto en el blog del errante (tenéis un enlace a la derecha, en el apartado de enlaces), me resultó curioso este test, así que... aquí va:

1- Te consideras friki?
Sí. Y con orgullo. Pero pienso que son más frikis los miles de señores que van todos los domingos al futbol y lloran si su equipo pierde.
2- Serie de tv favorita?
Decir sólo una me parece pecado. 24 (of course), Verónica Mars, Sons of Anarchy, Fringe, Dexter, Breaking Bad, Friends, Cómo conoci a vuestra madre, True blood, The walking dead y... ¿Survivor puede contar como serie?
3- Anime/dibujo favorito?
No soy muy de dibujos. Los simpson. Y me gustó High school of the dead.
4- Video juego favorito de consola?
Final Fantasy VII. Monkey Island (el uno, el dos y hasta el tres). Fall Out.
5- Estas viendo alguna serie/anime?
Tantas que puedo llegar a aburrir... vamos a ver: Sons of anarchy, Breaking Bad, Supernatural, The walking dead, Outsourced, Cómo conocí a vuestra madre, The vampire diaries, Fringe, Chuck, The defenders, Glee, Dexter, The amazing race, Survivor.
6- Juegas algún juego actualmente de consola o tipo rol/de mesa?
Tengo medio abandonaico el Uncharted (PS3)
7- Ultima serie que terminaste?
Sons of anarchy.
8- Ultimo juego que terminaste?
Red Dead Revenge.
9- Película favorita?
Hay miles. Terminator 2, American history X, Los goonies, El secreto de la pirámide, El vuelo de los dragones, La princesa prometida, El vuelo del navegante, Memento, The Dark Knight, Sospechosos habituales, Seven, Pulp Fiction, Kill Bill, Malditos bastardos... por decir las que me han venido a la mente.
10- Personaje masculino favorito, ya sea de series, película, anime o libro?
Libro: Roland de Gilead (La Torre Oscura)
Series: Jack Bauer (24)
Película: T-800 (Terminator)
11- Personaje femenino favorito, ya sea de series, película, anime o libro?
Serie: Verónica Mars (Verónica Mars) y Gemma Teller (Sons of anarchy)
12- Personaje masculino que odies, ya sea de series, película, anime o libro?
Duncan Kane de Verónica Mars me caía gordo. Y cualquier enemigo de Jack Bauer.
13- Personaje femenino que odies, ya sea de series, película, anime o libro?
Kim Bauer es una gran favorita a este puesto...
14- Libro favorito?
La Torre Oscura, Cero absoluto, La cúpula, La larga marcha.
15- Autor favorito de anime, cómic ?
Robert Kirkman
16- Escritor favorito?
Stephen King.
17- Ultimo libro que leíste?
El traje del muerto, de Joe Hill.
18- Ultimo cómic que leíste?
The walking dead número 79 (o 69...)
19- Tienes alguna manía rara?
Yo digo que no, pero seguro que viene Cris y dice que unas cuantas...
20- Has tenido alguna pareja friki o tienes?
No.
21- Tienes amigos frikis con quien compartir opiniones?
Tan frikis como yo, no. O bueno... sí, Adri.
22- Prefieres series/películas dobladas o en V.O?
Always en versión original.
23- Te han mirado raro por ser o decir algo friki?
Taaantas veces.
24- Vistes tipo raro o tipo tribu urbana?
No.
25- Que opina tu familia de que seas friki?
Les da igual.
26- Tu sueño tiene que ver algo con este mundillo?
Sí.
27- Hay algo que te haya introducido especialmente en este mundo?
Ver Terminator 2 en el cine cuando tenía 11 años.
28- Alguna serie/anime/juego que marco tu vida?
Serie, diría 24. Juego, Final Fantasy VII. Y el Civilization II en su momento.
29- Piensas que dentro de unos años seguirás siendo igual o mas friki o nada?
Siempre, por favor.
30- Ultimo evento que asististe de estas caracteristicas?
Dos conciertos de Bunbury en apenas dos semanas. Y ojalá hubieran sido más.
31- Sueles hacer fiestas frikis con los amigos?
No.
32- Simpson, futurama, padre de familia o south park?
Los Simpson. Siempre.
33- Porque hiciste este test?
Me hizo gracia y quise hacerlo.
34- Que te parece el test?
Una idiotez.
35- Color favorito?
Rojo
36- Star wars o star trek?
Soy una persona decente: Star Wars, POR SUPUESTO.
37- Poe o lovecraft?
No he leido nada de ninguno de los dos.
38- Personaje de disney favorito y pelicula?
Boo, de Monstruos S.A.
39- Si pudieras ser un personaje cual serias?
Jack Bauer. Aunque las pasa putas... Mejor Roland de Gilead.
40- Alguna cosa que quieras conseguir de material friki en estos momentos?
Nunca tengo suficiente, pero Cris me mataría.
41- Algún programa de actualidad que te guste/veas?
¿Actualidad? ¿Qué es eso?
42- Escuchas la radio?
No.
43- Música favorita?
Héroes del silencio. Bunbury. Shuarma. Daran. Ruido. Estirpe. Zia.
44- Escuchas B.S.Os u O.S.Ts de juegos,peliculas o series?
BSOs algunas veces. Pero pocas.
45- Frecuentas tiendas de cómics, videojuegos o merchandising?
No tanto como me gustaría.
46- Compras merchandising habitualmente?
No tanto como me gustaría.
47- Trabajas o estudias algo que tenga que ver con tu afición?
Sí. Si se puede decir así a trabajar en la televisión española...
48- Has introducido a alguien al mundillo friki?
Sí. A bastantes.
49- Posees figuras o posters de personajes que te gustan?
A enumerar de nuevo: Tengo un Delorean (de la segunda parte), dos Jack Bauers, dos T-800, tres gizmos, un Jeff Probst, un protagonista de la princesa prometida (sí, no me acuerdo del nombre, que pasa...)... y seguro que me dejo algo. Posters tengo mil pero ahora presentes uno de Friends, otro de Regreso al futuro y otro de Pulp Fiction.
50- Has visto alguna serie de imagen real no emitida en tu país?
Sí.

28.11.10

Alice Creed, Skyline y Takers

Os pongo el poster italiano porque me ha gustado más que el americano...
Me jode muchas veces que la gente que hace las sinopsis de las películas se dedique a "intentar hacerla más interesante al público" según lo que, para ellos, son baremos de interés. Así, en esta película te hablan de "juego de violencia, sexo y blablabla".
Nada más lejos de la realidad.
La desaparición de Alice Creed es un peliculón, una de esas rara avis con dos escenarios, tres actores y un guión con dos o tres giros eficaces y muy bien planteado, sobre el secuestro perfectamente planificado por parte de dos tipos a una niña rica de papá.
Y poco más se puede decir, porque decir más desvelaría demasiadas cosas de la película. Lo cierto es que es interesante y te mantiene pegado al asiento, permitiéndote disfrutar de un guión cojonudo y unas actuaciones que están a la altura.
Y además sale Gemma Arterton, que siempre es agradable. Y en todo su esplendor, de hecho.
Si lo que quieres es reír, ésta es tu película.
O llorar, no me quedó muy claro cual es la sensación predominante.
Estas cosas hacen que después me resulte más complicado arrastrar a Cris al cine a ver películas de ciencia ficción o terror, así que, hermanos Strause, desde aquí os declaro mi total y absoluto odio hacia vosotros.
Os pongo un poster que debió hacer el hijo de cinco años del director... ¡Por dios, si las caras de los personajes están MAL METIDAS con Photoshop!
En fin, a lo que iba... La película se deja ver. No deja de ser una historia de ladrones que lo hacen todo perfecto hasta que empieza la película y una serie de decisiones mal tomadas hace que vayan de mal en peor y se precipite una orgía de disparos y traiciones. Pero claro, cuando tienes un reparto como el que tiene esta película y diriges en condiciones, el resultado se deja ver, entretiene y te deja buen sabor de boca.
¿Lo mejor? La persecución de Matt Dillon y Jay Hernández al negro raper del grupo de ladrones.

22.11.10

El aragonés errante

Este fin de semana ha sido realmente interesante.
El sábado por la mañana cogimos el tren hasta Valencia. Durante todo el día, estuvimos visitando la ciudad, haciendo un poco de turismo, y reencontrándonos con una buena amiga.
El motivo principal de la visita a Valencia era el concierto que ofrecía Bunbury en el Palacio de los Congresos.
Qué puedo decir del concierto... pues que fue la ostia. Bunbury sigue siendo un mago encima del escenario y nunca me canso de verle. Ofreció un verdadero espectaculo a todos los niveles, tanto de luces, como musical, como personal. Entregado al público como siempre, sacó todo su repertorio a pasear y nos ofreció canciones de todas sus épocas (excepto Radical Sonora).

SET LIST

1.- Las consecuencias (asustar un poco): Inició el concierto en una especie de doble escenario creado mediante una doble altura, de forma muy sobria, con un juego de luces espectacular.
2.- Algo en común
3.- De todo el mundo: espectacular. Esta canción es mágica per se, con esa fuerza al final...
4.- Frente a frente
5.- Los habitantes
6.- Enganchado a ti: siempre es impresionante oir esta canción en directo.
7.- El extranjero
8.- Contar contigo: no me emociona la nueva versión, la verdad.
9.-El rescate: una de sus mejores canciones, sin duda.
10.-Bujías para el dolor: Grandísima.
11.-Iberia sumergida: Héroes del silencio en versión country. Impresionante, y todo el palacio de congresos en pie.
12.-Que tengas suertecita
13.-Sólo si me perdonas
14.-Sácame de aquí
15.-Sí
16.-Infinito: me sorprende la capacidad que tiene para transformar esta canción, ahora en un rock, ahora en un blues, según la gira o lo que le apetezca a él.
17.-Apuesta por el Rock & Roll
-------------------------- (Primea pausa)
18.-Doscientos huesos y un collar de calaveras: Un verdadero regalo. No me esperaba esta canción.
19.-El hombre delgado que no flaqueará jámas: Me encanta la nueva versión.
20.-Lady blue
-------------------------- (segunda pausa)
21.-Canto (el mismo dolor): Por un lado me jode porque sé que en otros conciertos aquí ha tocado El boxeador o Es hora de hablar, dos canciones que deben ser espectacular en directo... pero por otro lado, Canto es tan bonita que nunca me canso de escucharla. Cría cuervos...
22.-Nunca se convence del todo a nadie de nada: Otro regalo inesperado.
23.-El viento a favor

Pues eso, que el concierto fue brutal.
Ya el domingo, fuimos al Oceanográfico, ya que estábamos en Valencia. Y la verdad es que el sitio mola mucho. Además nos hicimos el tour completo, viendo el lugar por delante y por detrás, por las instalaciones, viendo todos los recovecos, y después, nos fuimos a alimentar a los pinguinos.
Un fin de semana inolvidable.
Gracias, Cris.

18.11.10

Libros leidos 2010: El día de la confesión.

27) El día de la confesión, de Allan Folsom.

A estas alturas de la vida no es ningún secreto que me gusta mucho Allan Folsom. Normalmente, sus historias de intriga y conspiración me encantan. Suele tener un pulso narrativo interesante y dibuja a los personajes muy bien.
El día de la confesión empieza con el asesinato de uno de los hombres cercanos del Papa del que es acusado un sacerdote americano que es también asesinado en un atentado con bomba. El hermano de este sacerdote, un abogado también americano, viaja a Italia a reclamar el cuerpo de su hermano, y acaba metido en una gran conspiración.
De los cuatro libros de Folsom, sin duda es el peor. Y con esto no quiero decir que sea malo, pero a diferencia del resto de libros del autor, a éste le cuesta más entrar en materia. Cuando lo consigue, el resto es tenso y emocionante, pero no puedo negar que el principio es lento, e incluso pesado en algunos momentos.
Le doy un seis.

Mi lista de libros leídos en 2010:
1) Historia natural del canibalismo, de Manuel Moros Peña.
2) Latitudes piratas, de Michael Crichton.
3) La cúpula, de Stephen King.
4) Septiembre Zombie, de David Moody.
5) La caza, de Clive Cussler.
6) La huída, de Allan Folsom.
7) El imperio del agua, de Clive Cussler.
8) Apocalipsis Z 2: Los días oscuros, de Manuel Loureiro.
9) La conspiración maquiavelo, de Allan Folsom.
10) Zombie planet, de David Wellington
11) Juegos de ingenio, de John Katzenbach.
12) Atlantis, de Greg Donegan.
13) Después del anochecer, de Stephen King.
14) Infected, de Scott Siegler.
15) La dama negra, de Stephen L. Carter
16) El terror, de Dan Simmons.
17) El ángel más tonto del mundo, de Christopher Moore.
18) Infierno en el paraíso, de Richard H. Weber.
19) La mujer del viajero en el tiempo, de Audrey Niffenegger.
20) El almacén, de Bentley Little.
21) El sótano, de David Zurdo y Ángel Gutierrez.
22) Odio, de David Moody
23) El símbolo perdido, de Dan Brown.
24) Cuestión de olfato, de Spencer Quinn.
25) El ocho, de Katherine Neville.
26) El alzamiento, de Brian Keene.
27) El día de la confesión, de Allan Folsom.

17.11.10

Sons of Anarchy

Como no quiero estropearle a nadie la serie, este será un post sin spoilers.
Llevaba mucho tiempo oyendo a hablar de Sons of Anarchy. Bastante gente me había recomendado que la viera, pero, por hache o por be, no acababa de atraerme. Un día, la misma persona que me recomendó aquella maravilla de serie carcelaria llamada OZ, me dijo que la viera. Y yo seguí sin convencerme. Hasta que hace un mes, alguien al que no conozco me dio el último empujón. El especialista Mike me dijo que le echara un vistazo a la serie, que merecía la pena. Y yo, que estaba ya en ese punto del casi-casi, cai de lleno en la curiosidad y me hice con la primera temporada.
Vaya por delante que en ese mes me tragué las dos primeras temporadas y lo que llevan de tercera temporada. Ya voy al ritmo de la emisión americana. Y después de eso, creo que es una de las mejores series que actualmente hay en pantalla y creo que se merece mucha más audiencia y reconocimiento que el que tiene.
La serie tiene un pero pequeñín que afecta a su nivel de enganche al principio. Y es que los cuatro primeros capítulos son muy episódicos. Dibujan el esbozo de una trama, pero no dejan de ser pequeños casos (llamémoslos así) que solucionan los protagonistas al finalizar el episodio. Y no están mal, pero no te dejan con la boca abierta y ganas de seguir viendo la serie.
Hasta que llega el episodio de la niña violada. Ese capítulo es cojonudo, y prácticamente te dan ganas de unirte a los Sons en su busqueda de venganza. Curiosamente, aunque completamente episódico, es después de este capítulo que Sons of Anarchy abandona ese estilo capitular y entra de lleno en el terreno de las series seriadas con una trama clara.
Empecemos por el principio. Sons of Anarchy cuenta la historia de un club de moteros, los SAMCRO (Son of Anarchy Motorcycle Club Redwood Original), cuya sede está en un pequeño pueblo llamado Charming. Desde allí, dirigen un negocio de venta de armas ilegales a la vez que mantienen el compromiso de tener alejada la violencia y las drogas de Charming. Son una especie de protectores del pueblo, aunque también son delincuentes. Tienen a parte de la policía comprada, pero no todos adoran a SAMCRO. Por la serie pululan también otras bandas moteras, como los Mayans, que son latinos dedicados al negocio de las drogas y con muchas rencillas con los Sons. Además, cierta agente del FBI les hará la vida imposible tratando de detenerles. Por ahí también se encuentra el IRA y demás gente del mundillo ilegal.
Curiosamente, y a pesar de su nombre, el club motero se rige según unas normas nada anarquicas. Hay una especie de consejo de nueve miembros, todas las decisiones deben estar aprobadas por mayoría dentro de ese consejo, existe un jefe (Clay, interpretado por el gran Ron Perlman), aprendices que son casi esclavos, y las mujeres del club... Digamos que las mujeres en esta serie no salen muy bien paradas. Suelen ser putas o acompañantes o meros floreros, a excepción de dos de ellas. Una, Tara, la chica con la que el protagonista (Jax) tiene sus mas y sus menos amorosos, y dos, la grandísima Gemma, la mujer de Clay, que ejerce de matriarca del club, ese tipo de personajes femeninos que ya quisieran pillar muchas actrices a esa edad. Las decisiones que toma Gemma por el club, su fuerza, su caracter... es probablemente uno de los mejores personajes de la serie.
No todo acaba ahí. El resto de personajes de los Sons están tan bien dibujados que, a pesar de ser secundarios, cada detalle que te proporcionan sobre ellos lo único que hace es que quieras saber más. Probablemente el mejor de todos ellos es Tigg, ese tipo que al principio parece un perturbado (y al final también), pero que daría su vida por Clay y Gemma. Tigg no duda en sacar la pistola (hay un momento, en la tercera temporada, cuando encañona a un policía simplemente porque no quiere dejar pasar a Gemma que es digno de reverencia).
Y hay más. Chibb, Piney, Medio-huevo, el poli mayor cuyo nombre ahora no recuerdo, Hale, la agente del FBI... todos los personajes están tan bien construidos que se convierten en una de las grandes bazas de la serie.
La primera temporada va subiendo en intensidad. Probablemente, el penúltimo capítulo te deje con la respiración cortada y la cara de imbécil que se nos quedó a todos. Aunque lo veas venir desde hace un rato, no deja de ser acojonante.
La segunda temporada empieza TAN fuerte... La entrada en escena de Zobelle y los suyos es TAN brutal. El primer episodio termina con una de esas secuencias en las que no sabes si apartar la vista o mantenerla en pantalla, una de esas secuencias fuertes que desagradan pero a la vez maravillan por la interpretación tan desgarradora que estás viendo. Y con eso, simplemente, plantan la semilla para una temporada digna de todo tipo de elogios. Un bravo altísimo que culmina con un clifhunger de esos que te hacen gritarle a la pantalla e insultar gravemente a los creadores de la serie por dejarte así.
La tercera temporada, actualmente en pantalla, empieza ligeramente más floja. No es que empiece mal, pero sí más floja. Poco a poco va subiendo en intensidad. En el capítulo tres, además, cuenta con un cameo genial de Stephen King, en la piel de un poco ortodoxo limpiador de cadáveres, al estilo del Señor Lobo de Pulp Fiction, pero más surrealista. Una aparición de aplauso. Luego la temporada sigue subiendo y subiendo. Y en el capítulo ocho, hacen una de esas cosas que parece que sólo los americanos saben hacer. Y como no quiero decir nada que pueda ser un spoiler, mencionaré simplemente que, con el cambio musical de la cabecera ya se ganaron todo mi entusiasmo.
Ahora mismo, la cosa está tensa y emocionante. Y le quedan tres capítulos... contando el que emitieron ayer.
Mi recomendación: vedla. Sin duda. Y no os dejeis vencer por esos cuatro primeros capítulos. Seguid adelante. Lo agradeceréis.

15.11.10

Pilgrim y Los otros chicos

Cuando me puse a ver Scott Pilgrim contra el mundo no sospechaba, ni remotamente, que estaba a punto de ver una de las películas más surrealistamente divertidas que he visto desde hace mucho tiempo. La historia (con fácil lectura para el mundo real) es la de un chico que se enamora de una chica, pero si quiere salir con ella tendrá que vencer antes a sus siete ex novios malvados.
Empecemos por ahí: Si no es la mejor sinopsis que habéis leido en mucho tiempo...
La película destila un homor desenfadado durante todo el metraje, con un guión fantástico, unas conversaciones capaces de sacarte de onda completamente y, por supuesto, unas maravillosas peleas de todo tipo. No sabría decir un momento que me pareciera el mejor de la película, porque tiene varios, pero supongo que me quedo con el ex novio vegetariano.
Claro que la entrada y lucha del primer ex novio también es brutal.
Se te queda cara de idiota, de hecho.
En serio, me divertí muchísimo con esta película. Es surrealista a más no poder. Y tiene un montaje IMPRESIONANTE.
Michael Cera está genial en el papel de Scott Pilgrim, Mary Elisabeth Winstead mantiene la compostura, aunque nos gusta más verla vestida de animadora en Death Proof. Pero si he de quedarme con un actor de la película, me quedo, sorprendentemente, con el hermano de Makauly Culkin, Rory, que se convierte en el roba planos y roba secuencias de la película.
Vedla.

Al día siguiente vi otra comedia. Que no os engañe el cartel. Samuel L Jackson y The Rock apenas tienen dos secuencias (eso sí, geniales, sobre todo el salto del edificio persiguiendo a los ladrones de una joyería que te deja un poco WTF). Eva Mendes tampoco tiene más de tres secuencias, aunque eso sí, son tres secuencias con las que no pude parar de reírme.
The Other guys está hecha a mayor gloria de Will Ferrell y Mark Whalberg. Y es una comedia de principio a fin, con momentos muy gamberros (sobre todo cuando Eva Mendes está en pantalla). Tal vez su problema sea que a veces peca de formalidad, cuando requiere ser más gamberra todo el tiempo. Luego, de fondo, tiene una trama policial a la que, en realidad, es complicado prestarle atención. Tiene unos cuantos momentos surrealistas, y a mi me pareció grandioso el detalle de que todas las mujeres intenten ligarse a Will Ferrell en la película.
Es divertida, y yo me reí bastante. Y aunque al parecer la trama policial es una especie de denuncia social contra el dinero que hacen las grandes empresas a costa de los trabajadores y los gobiernos, yo no llegué a entender ese punto viendo la película. Aunque sí lo hice con los créditos del final, que por cierto, son geniales.

10.11.10

Los seductores y The town

Voy a hacer dos críticas rápidas de las dos últimas películas que he visto, porque se me amontona el trabajo...
La primera fue "Los seductores", película que vi gracias a la promoción 2x1 que me regaló Cinesa. Amo esa tarjeta, por cierto.
Los seductores es una película francesa que intenta poner de nuevo en boga a la mujer de Johnny Deep. Es una comedia romántica, pero no es la típica comedia romántica, cosa que alguien como yo agradece profundamente. Sí, no me emocionan las comedias románticas.
Los seductores tiene un tono de humor durante toda la película que a mi me hizo sonreír en varios momentos (cada vez que ponía su cara de "quiero llorar" me descojonaba). Es un humor afrancesado, así que los que no gusten del humor de la tierra del queso, ya pueden olvidarse de reír.
La trama cuenta la historia de un hombre que trabaja rompiendo parejas al que encomiendan el trabajo de evitar que Vanessa Paradis se case con el tipo que ahora hace de Rick en The walking dead, Andrew Lincon. Obviamente, durante la ejecución de su trabajo se enamora de ella y blablabla.
Si me tengo que quedar con un par de momentos, elijo claramente y sin dudar el momento en que explican cómo trabaja este hombre mediante un montaje en el que repite su "famoso" discurso a varias mujeres distintas, y el momento culmen de la película, homenaje a Dirty Dancing, que es sencillamente brutal.
Igual para los que están acostumbrados a ver comedias románticas todos los días la película les pareció un coñazo. A mi me gustó bastante, la verdad.
The town es la segunda incursión de Ben Affleck tras las cámaras después de aquel peliculón que fue "Adiós, pequeña, adiós". En esta, el señor Affleck actúa además de dirigir, y nos mete de lleno en un barrio de Boston donde al parecer hay muchos atracadores de bancos. Y a eso precisamente se dedican Affleck y su pandilla, vestidos ahora de skeletor, ahora de monjas.
La cosa es que en el primero de los atracos se llevan de rehén a la directora del banco, de la cual acabará enamorándose el señor Affleck.
Ya lo dije cuando vi "Adiós, pequeña, adiós". Ben Affleck debería dedicarse a dirigir y dejar de actuar, cosa que hace infinitamente peor. Aunque es cierto que aquí no desentona el chico. El pulso de Ben tras la cámara es lento, pausado, pero firme. La película, con sus reminiscencias a Heat, mantiene una tensión interesante y te arrastra desde el principio hasta el final sin permitir que apartes los ojos de la pantalla.
Pero no es Heat.
The town está muy bien, sí. Y los tres atracos están perfectamente narrados, sí. Pero no sé por qué, me da la impresión de que dentro de unos años nadie recordará esta película. Tal vez porque no tiene nada que la haga novedosa, o porque no se centra en ser un drama ni tampoco en ser una película de acción y se queda en tierra media, ese lugar en el que creo que pocas películas pasan a la posteridad... a menos que nominen al oscar a alguno de sus actores, que por cierto, son lo mejor de la película.

7.11.10

Maldito duende

Tengo varias entradas pendientes por hacer, pero es que esto me ha llegado al alma...

Hace unos días saltaba al mundo la aberración cometida por Ramoncín con el tema Come as you are de Nirvana.
Y digo yo... aún no sabíamos lo que se avecinaba...
Dentro de unos días se pone a la venta un disco que augura verdaderas sesiones de terror en estado puro. Se trata de Hechizo, el disco donde artistas más o menos conocidos rinden tributo a Héroes del Silencio y Bunbury.
De por sí, es un disco que nunca he pensado comprarme, y la verdad, no tengo mucha intención de escuchar. Gente versionando a Héroes o a Bunbury suele quedar casi siempre patético. Excepciones hay pocas, y ahora me vienen a la mente Entre dos tierras versión Iguana tango y Entre dos tierras versión Skizoo.
Pero es que ya ha sonado el single. Y yo no lo busqué, pero él me encontró a mi.
Se trata de la versión que ha realizado Andrés Calamaro de esa gran canción que es Maldito Duende.
Como decía antes... Ramoncín se merecía un grammy por su versión de Nirvana comparado al truño que ha hecho Calamaro con Maldito duende. En serio... es atroz. Es que no hay por donde cogerla. Nunca he entendido muy bien qué le ven al argentino, pues a mi parecer hace música aburrida y su voz es de las más desagradables que hay en el panorama musical, pero bueno, alguna canción de repente le sale interesante y me gusta.
Pero lo que ha hecho con Maldito duende...
Digno de meterle en la cárcel. O ahogarle en mierda. O ponerle Ramoncín en el Ipod y pegarle los cascos a las orejas.
¡¡¡¡¡Y ESA BASURA ERA EL SINGLE!!!!

Miedo me da el resto del disco...
(sí, bueno, a Loquillo versionando Apuesta por el rock and roll le doy un crédito, ya veremos cuando la escuche... pero el resto... miedo me da visto lo visto...)

2.11.10

The walking dead

Ayer vi el primer capítulo de la esperadísima serie dirigida por Frank Darabont.
Y hoy he leído que gané una de las entradas dobles para el preestreno en cine de ese capítulo, así que mañana lo volveré a ver, imagino que doblado al español, en pantalla grande.
¡Yuju!

29.10.10

Buried

Cuando hace tiempo vi el trailer de esta película me entraron ganas de verla al instante. La apunté en la lista de películas a no perderme. A medida que se acercaba el estreno, empecé a oír maravillas de ella. En la Fotogramas la catalogaban de obra maestra. En la Imágenes decían que todo era bueno y nada era malo en esta película...
Y me entró el miedo. Cuando hablan tan bien de una película suele decepcionarme. Así que al final, Enterrado se estrenó y, en lugar de ir a verla ese mismo fin de semana, lo postergé.
Pero la vi. Y por suerte soy una de esas personas que se deshacen de todo lo oído y dicho sobre una película en cuanto empiezan los fotogramas a correr.
Debo decir que disfruté Buried desde el principio hasta el final. Vale, al principio la voz que le habían puesto a Ryan Reynolds me desconcertó un poco, pero eso es culpa mía por ir a verla doblada.
Lo cierto es que la película es fantástica. Ni mucho menos la obra maestra que predicaban, pero sí es digna de todo tipo de elogios. Para ser una historia sobre un tipo metido en una caja que dura hora y media mantiene la tensión de puta madre. Y Ryan Reynolds está de lujo en el papel.
La verdad es que poco más puedo contar sin desvelar parte de la trama, así que me callo, con la recomendación de que la veáis y juzgueis por vosotros mismos. Abstenerse claustrofóbicos, eso sí.
Ah, y sí, me imaginé el final desde el principio. Pero si sirve de baremo, Cris no se lo imaginó. Desde luego, es el final que habría escrito yo. Sin dudarlo.
Ah, y para los que estábais preocupados por si Buried podía ser un plagio del cortometraje que Alex y yo dirigimos hace unos años ya, Escombros, os diré que sí, la película de Cortés empieza EXACTAMENTE igual que nuestro cortometraje, mechero y recorrido por el espacio incluido, y sí, las fotos del set de rodaje de Buried son extremadamente parecidas a las del set de Escombros... pero ahí acaba todo parecido.

26.10.10

El gran duelo de la televisión hispánica

Os lo juro: Me sentí tentado de empezar a desprotricar ayer mismo cuando llevaba veinte minutos de capítulo, pero me mordí la lengua y me obligué a esperar, pensando que vosotros me señalaréis y diréis que siempre critico el producto nacional... Y sí, cuando el producto nacional es malo, lo hago. Tengo que hacer la crítica de Buried, que la vi el otro día, y apenas hay menciones negativas en esa crítica.
En fin, que me obligué a esperar. Y hoy he buscado críticas positivas de la serie. Lo juro que lo he hecho. Pero aparte de las que provienen de la misma cadena o la gente que ha trabajado en dicha serie, lo único que he encontrado es negativo. Lo menos malo, uno que le da el valor de haberse atrevido a contar una historia distinta a lo típico de este país antes de ponerse a destrozarla.
Y sí, el valor de intentar hacer una serie distinta no se lo quito y se agradece. Pero poco más.
Empieza la serie, y yo no sé si es por vagancia o qué, pero me pregunto por qué demonios dejan la imagen de todas las series con ese aspecto de video tan horrible. Darle grano a la serie no es tan dificil. Pero no, en Hispania se limitan a mostrar esa iluminación plana y sin matices de tantas series hispanas. Por ese lado, horrible.
Mientras veía Hispania abrí youtube y le di al trailer de Spartacus, serie que, vaya por delante, no he visto nunca.
Me deprimí.
Sí, porque Spartacus parece una película, y aunque está claramente rodada delante de un croma, hay un claro trabajo de imagen, de luz... de todo, en general. Hispania, en ese sentido, es cutre.
Pero bueno, intenté borrar esa sensación de mi mente y seguí mirando. Hasta que Ballesta habló, con su acento de vallecas y su actitud de macarra de barrio a punto se sacarte la navaja para robarte la cartera. ¿En este país aprenderemos alguna vez a hacer un verdadero casting en vez de escoger a los actores a dedos basándonos en que la gente los conoce y ya?
¿O el verdadero problema es que no hay actores buenos en este país? Porque no sé vosotros, pero a mí la mayoría me sonaban forzados o fuera de lugar... o definitivamente malos. No todos, ojo. Lluis Homar como era de esperar estaba genial en casi todas las secuencias. En casi todas, porque recuerdo un discurso a su ejército que me dieron ganas de preguntarle si ese día estaba enfermo o qué, porque me pareció horrendo. Ana de Armas estaba bien. Vale que su acento le juega un poco en contra en algunas secuencias, pero al menos se le nota nivel. Bassave regular. Sé que ese chico puede llegar a más, así que tampoco me desesperó. Es de los que crecen con el papel.
El resto dignos de ser olvidados. Ballesta el primero, por favor.
Y qué más puedo resaltar... veamos... amén de secuencias tontas, como la de Ballesta colándose en el campamento romano y después escapando sin que todo un regimiento logre atraparle... vino la secuencia del capítulo: la gran batalla. Y vale, se agradece algo así, no está mal del todo y los efectos especiales cantan en tan sólo un par de momentos. Pero tampoco es nada del más allá. Está claro que aún nos queda mucho por aprender.
Por cierto... me dije "Al ser esta una serie que va de supreproducción, igual el estilo sea distinto", pero no, me cansé de contar después de la sexta secuencia que seguía al dedillo el esquema de realización de todas las series españolas: Travelling de inicio, personajes quedan frente a frente, plano, contraplano. Siguiente secuencia: Travelling de inicio, plano, contraplano...
¿En serio? ¿No sabemos hacer más cosas?
Veinticinco minutos fue lo que aguanté viendo Hispania. Por curiosidad, di el salto a Telecinco, que estrenaba su otra bomba: Felipe y Letizia, una historia de amor. O algo así.
Culebrón. Iluminación plana. Mismo esquema: Travelling de inicio, plano, contraplano.
Antes de que me diera un infarto, puse el canal auxiliar para ver el último capítulo de Rubicon. Acabé con la serie de intrigas de AMC, así que ya le haré un post. Porque también tengo mierda para repartir sobre ella, jejeje.

22.10.10

Misiones Imposibles

Continuando con la revisión de la saga Misión Imposible, hace un par de noches vi la segunda parte de nuevo. Aún recuerdo cuando la vi en el cine y al salir escuché comentarios del tipo "vaya fantasmada", y yo tuve que reprimir eso de "por supuesto que es una fantasmada, porque esto no es Misión Realista, sino Misión Imposible". Es una fantasmada, sí, pero no en un sentido peyorativo, joder.
De hecho, eso es lo que nos gusta de las películas de acción. Que se pasen los límites.
No estoy seguro ahora mismo, pero creo recordar que ésta fue la última película decente de John Woo. Porque la verdad es que la película es trepidante, y si bien es cierto que la relación entre las películas de Tom Cruise y la ciudad de Sevilla es surrealista, apenas concede minutos de relajación al espectador.
Pero es que además va in crescendo. A partir del robo en China todo es acción pura, y la recta final es digna de volver a verla.
Y por supuesto, ya que visité de nuevo Misión Imposible 2, me permití el lujo de meterme en los extras del DVD para volver a reírme con Misión Improbable y ese Ben Stiller disfrazado de Tom Crooze.
Y ayer terminé la trilogía.
Vistas las tres de nuevo, creo que la tercera parte es la mejor. En todos los sentidos, además, porque técnicamente es brutal (y contiene algunos planos que aún me pregunto cómo demonios los hicieron) y es absolutamente trepidante.
Phillip Seymour Hoffman es la clase de tipo que uno no espera ver en una película como esta, pero lo cierto es que su villano está por encima de cualquier otro villano de la saga. El inicio de la película, con ese interrogatorio, es impresionante, y sienta las bases de lo que va a ver: una descarga de adrenalina pura de hora y tres cuartos de duración.
Acción pura. J.J Abrams dirige de forma espléndida y nos regala algunas secuencias merecedoras de aplauso. La primera que me viene a la mente, sin duda, es el ataque aéreo al puente, una secuencia sublime. Pero hay más, como son toda la operación en el vaticano, el rescate en Berlín del comienzo, o "El Péndulo" en Shangai. Todo con un gran McGuffin como motor de la acción, la pata de conejo, y con unos diálogos salteados con dosis de humor, algo presente en toda la saga pero que creo que aquí cobra una mayor fuerza.
Me quedo con la frase de Lawrence Fishburne: "Me cortaría las venas para que la bandera de Estados Unidos no perdiera el rojo".

9.10.10

Misión Imposible

He vuelto a ver Misión Imposible. Recuerdo que la vi en el cine cuando se estrenó y me pareció una gran película de espías, magníficamente rodada por un Brian de Palma a punto de empezar a matar su carrera, y bien interpretada por Tom Cruise, John Voight, Jean Reno y Ving Rhames.
Hoy, al verla, sólo me ha parecido un capítulo extendido de Alias.
No, es broma, la verdad es que el agente Ethan Hunt tiene el carisma y la trama sigue siendo interesante aunque ya te la sepas. Es cierto que el estilo de Brian de Palma se me antoja lento, pero se debe más bien a que sé cual es el ritmo que tuvieron después la segunda y tercera parte. Sigue habiendo secuencias que te dejan con la boca abierta, dos en concreto: Ethan Hunt encontrándose con su superior en un restaurante de Praga y utilizando el chicle bomba para escapar; y el robo colgado de cuerdas.
Pero. Siempre hay un pero. No todo en la película ha envejecido correctamente. Lo cierto es que los efectos especiales cantan ahora la traviata. Recuerdo que cuando vi la película en el cine, fueron tres las secuencias que me dejaron con la boca abierta, y la tercera era la protagonizada por un tren y un helicóptero en un tunel. Esa secuencia ahora es cutre. Así, con las cinco letras. Cutre.
Pero bueno, no desmerezco el valor de una buena película de espías. Como planeo ver en estos días la segunda y la tercera, no haré una crítica comparativa y me esperaré al final.

7.10.10

30 días de oscuridad... 2

Película directa a DVD, secuela de aquella gran película donde un grupo de vampiros asediaban un pueblo de Alaska sumido en una noche que duraba 30 días...
Para empezar, esta película ni siquiera tiene 30 días de oscuridad, porque ocurre en Los Ángeles. Así que, de primeras, el título es absurdo. Es como si en Batman 2 no apareciera Batman.
Para seguir, el reparto no tiene ni la mitad de carisma. Vale que ni Josh Harnett ni Melissa George sean dioses de la actuación, pero al menos son interesantes. Aquí sustituyen a Melissa George por Kiele Sanchez, pues en teoría son la misma persona. Kiele, conocida en su casa y por algunos fans de Lost que aún recuerdan que su papel fue una de esas cosas que hacían que quisieramos vomitar durante aquella tediosa tercera temporada.
Además, nos ponen Harold Perrineau en un papel secundario. Harold, conocido por los fans de Lost por ser el hombre cuyo papel consistía en gritar "Walt" cada quince minutos.
Le añaden dos desconocidos, y como villana de la función, a Mia Kirshner, que aunque es bastante desconocida, en mi mente siempre será la tipa que se las hizo pasar putas a Bauer y compañía en varias temporadas de 24.¿La trama? Espera que me río. Donde en la primera película teníamos una historia cojonuda sobre un asedio vampírico, aquí tenemos una patata de historia sin pies ni cabeza. Para muestra, un botón: Si las balas no matan a los vampiros, ¿Por qué demonios los personajes de esta película se meten en guaridas infestadas de esos seres armados únicamente con muchas armas de fuego, no una, ni dos, sino tres veces?
En fin... Llena de absurdos y de agujeros, la película sólo vale para entretenerte un rato si realmente estás dispuesto a dejar de lado las innumerables bobadas que plantea y no te importa la previsibilidad... porque es que, demonios, con solo mirar la foto apuesto a que acertais el orden en que mueren.
Eso por no mencionar que los personajes cambian de personalidad según le conviene al director. "Ahora, esta chica es la más dura del planeta, habla mal, escupe y está dispuesta a matar vampiros"... "Ahora, la misma chica huye despavorida en cuanto aparece un vampiro y se pone a casi llorar porque no puede soportarlo"... "Ahora, la misma chica una vez más, coge una pistola y vuelve a ser dura".
Seeeeeñor...

6.10.10

Jonah Hex

Curiosidades del mundo... Por lo visto, esta película, de reparto interesante, llegará directamente a DVD en España. A pesar de tener al goonie Josh Brolin como protagonista, secundado por John Malkovich, Megan Fox, Michael Fassbender, Aidan Quinn y Wes Bentley.
La he visto hoy, y vale que no sea la mejor película de la historia, pero os aseguro que he visto pelis peores en el cine. Para muestra, un botón: El americano. Es más, si miramos la cartelera a día de hoy, apuesto a que encuentro varias películas peores que esta.
Al parecer, Jonah Hex se basa en un comic. No me lo he leído, así que no puedo comparar. Básicamente es un western con ciertos elementos, digamos, ajenos a la realidad: un par de pinceladas sobrenaturales y armas más propias de James Bond que de una película del Oeste. La trama, sencillita, comienza mostrandonos al villano de turno, Malkovich, asesinando a la familia de Jonah Hex y dejándolo medio muerto. Jonah jura venganza y se convierte en una especie de justiciero al que, cuando Malkovich decida aniquilar el mundo,el gobierno de los Estados Unidos buscará para pedirle ayuda.
La película es entretenida. Tiene acción, prácticamente no baja el ritmo en ningún momento, y está muy bien interpretada. Esto último no es una sorpresa. Brolin es un gran actor, y Malkovich de villano megalomaníaco es un lujo. Fassbender está más que correcto en su papel de psicótico ayudante de Malkovich, Aidan Quinn se limita a decir sus frases como presidente de Estados Unidos y Megan Fox...
A Megan Fox había que justificarla, claro. Ya que la tienes y que la pagas, el departamente de vestuario, consciente del potencial de la chica, la embute en un corsé que eleva sus pechos, aún más, dejándolos medio al aire. Aparece en cuatro secuencias, contadas. En la primera, para presentartela y decirte por qué está en la trama. La segunda, para justificar el cheque, pues no tiene nada que ver. La tercera, para que la vuelvan a meter en la trama. Y la cuarta, para que ella se sienta contenta y se vaya a casa pensando "he hecho un papel de tipa dura con matices" en lugar de pensando "he hecho un papel de putilla secundaria".
En fin, que si tienes un rato y te apetece, la película entretiene. No busques un gran film, la historia es predecible y sabes perfectamente qué ocurrirá en todo momento. Eso sí, los actores están muy bien.

5.10.10

Miss Spears

Glee se convirtió en un fenómeno de masas el año pasado. De repente, todo el mundo quería aparecer en Glee y en todos sitios se planteaban hacer capítulos musicales en sus series, aunque no tuvieran nada que ver. Fringe lo hizo. La serie en la que yo estaba trabajando en ese momento se lo planteó.
En fin, que el segundo capítulo de la segunda temporada tuvo el otro día la participación, de apenas treinta segundos en pantalla, de Miss Britney Spears. La audiencia del capítulo en USA fue brutal, y hay que saber reconocerle a la serie que ese juego que se trajeron entre los jóvenes (que adoraban a Spears) y el profesor (que la detestaba) fue gracioso...
Pero. Siempre hay un pero.
Tal vez sea a mi al único que le pasa, pero este año no me parece tan buena serie como me lo parecía el año pasado. El primer episodio, ya lo dije, me resultó soso. Y de este, lo único que rescato es la aparición de John Stamos, mucho menos publicitada que la de Spears a pesar de salir bastante más él en el capítulo, el personaje de Sue, que sigue siendo mejor de la serie, y las idas de coco de Brittany, uno de esos personajes que cada vez que abren la boca podría morirme de la risa.
El resto del capítulo... soso. Prescindible. Incluso los números musicales están metidos con calzador, con la excusa del sueño. Glee siempre se ha caracterizado por colarnos sus números musicales de formas creativas y magistrales, para el recuerdo queda ese equipo de futbol americano bailando Single ladies, o ese momento lavado de coches, o incluso todo el capítulo dedicado a Madonna, uno de los mejores de la pasada temporada.
Glee nos ha colado versiones de mucha gente, de variados estilos, desde Madonna a Queen pasando por Lady gaga, y siempre lo ha hecho bien. En este caso no me lo parece. Los sueños sobre Britney Spears me parecieron absurdos, incluso la forma de colarnos el cameo de la cantante me pareció absurda.
¿Que me sigo riendo? Sí, es cierto. El problema es que ya no la veo tan fresca como antes. Pero bueno, espero que mejoren...

3.10.10

No ordinary family

Cada día me queda más claro que en este país no sabemos hacer cosas. Me equivoqué de país al nacer queriendome dedicar a esto...
En fin...
No ordinary family es una nueva serie americana. La premisa es sencilla y mil veces vista: familia corriente sufre un accidente y poco a poco descubren que todos tienen superpoderes. ¿Os suena? Aunque nadie haya visto nunca esa cosa que emite Antena 3, es básicamente Los protegidos. Solo que No Ordinary family es un perfecto placer culpable. Tiene un ritmo maravilloso que te permite perderte en ella los cuarenta minutos que dura, demuestra capacidad para sacarte más de una sonrisa y tiene unos personajes y una historia perfectamente construidos.
Evidentemente, no hablaré de la calidad técnica, mil veces superior a la serie de A3, ni a sus efectos especiales (la verdad, algunos cantan un poco, pero consigue que no te importe).
En serio, no creo que sea la gran novedad del año, pero desde luego se deja ver y es simpática. Y es de agradecer que unos guionistas pongan empeño en construír una buena historia. Los tres primeros minutos son verdaderamente de aplauso, y la forma de "repartir" los poderes según las cualidades que cada uno de ellos tenía antes del accidente es interesante.
A mi me ha ganado su primer episodio. Al menos lo suficiente como para que me trague unos cuantos más. Evidentemente, la sombra de Heroes planea por lo alto, y todos sabemos cómo decayó esa serie, de lo que parecía una Gran Serie al Gran Chasco que acabó siendo...

28.9.10

Libros leídos 2010

26) El alzamiento, de Brian Keene.
Otro más de zombies.
Viene precedido de muy buenas críticas, así que me hice con él gustosamente para leermelo.
De buenas a primeras, me decepcionó un poco que los zombies no seas zombies estrictamente. Quiero decir, me gustan los zombies como tal, esos seres muertos que ansían devorar cuerpos humanos, pero cuando un libro les da a los zombies otras capacidades... no sé, a mi me pierde un poco. Ya me pasó con la trilogía de David Wellington, y con El alzamiento igual.
Los zombies no son zombies, sino algo maligno que ocupa los cuerpos humanos después de que hayamos muerto. Y no sólo los nuestros, sino los de cualquier animal que muera también. Y son capaces de hacer las mismas cosas que hacía el ser humano que ocupan. Esto quiere decir que en esta novela, aparte de mapaches zombie, ciervos zombie y pájaros zombie nos encontraremos zombies que conducen, disparan y son capaces de planear emboscadas.
No sé. Respeto gustos de otros, pero permitidme que a mi eso no me convenza.
Por otro lado, la trama está bastante bien, el libro está bien narrado y es trepidante, y contiene algunas secciones bastante escalofriantes, explícitas e incluso desagradables. La mayoría, curiosamente, tienen que ver más con el género humano vivo que con el muerto. Al igual que en 28 días después, resulta que el ser humano es aún más ruín que esos seres que quieren devorarnos.
Los personajes de El alzamiento están bien construídos. Las situaciones, bien descritas y con un interés ascendente. A mi, personalmente, se me hace pelín irreal el complejo de Gettysburgh (o como se escriba), porque, vale que me quieras presentar a los malos de la película... ¿Pero realmente podemos llegar a ser tan viles? ¿Tanta gente? ¿De verdad? No sé, me suena en exceso irreal. Cuando me leía La cúpula, podía entender las motivaciones que llevan a parte de los protagonistas a mal-usar el poder, pero en El alzamiento, Brian Keene coge a todos los soldados del batallón y los mete en el mismo saco: Son todos unos depravados psicópatas.
En fin, dejando eso de lado, la novela se disfruta, porque el ritmo no te deja respirar y te mantiene enganchado a la trama. Mi mayor decepción llegó con la última hoja. Me parece que Brian Keene se cansó de escribir y dijo "aquí" y ahí se acaba el libro. Porque no es un final. Intenta serlo, pero no lo es. Corta la acción por la mitad. Pretende ser un final abierto, pero los finales abiertos "finalizan". El alzamiento te deja en medio de algo. Es como si estás viendo El caballero oscuro y cuando Batman y El Joker están peleando se acaba la película.
Buen libro, decepcionante forma de terminarlo.

Mi lista de libros leídos en 2010:
1) Historia natural del canibalismo, de Manuel Moros Peña.
2) Latitudes piratas, de Michael Crichton.
3) La cúpula, de Stephen King.
4) Septiembre Zombie, de David Moody.
5) La caza, de Clive Cussler.
6) La huída, de Allan Folsom.
7) El imperio del agua, de Clive Cussler.
8) Apocalipsis Z 2: Los días oscuros, de Manuel Loureiro.
9) La conspiración maquiavelo, de Allan Folsom.
10) Zombie planet, de David Wellington
11) Juegos de ingenio, de John Katzenbach.
12) Atlantis, de Greg Donegan.
13) Después del anochecer, de Stephen King.
14) Infected, de Scott Siegler.
15) La dama negra, de Stephen L. Carter
16) El terror, de Dan Simmons.
17) El ángel más tonto del mundo, de Christopher Moore.
18) Infierno en el paraíso, de Richard H. Weber.
19) La mujer del viajero en el tiempo, de Audrey Niffenegger.
20) El almacén, de Bentley Little.
21) El sótano, de David Zurdo y Ángel Gutierrez.
22) Odio, de David Moody
23) El símbolo perdido, de Dan Brown.
24) Cuestión de olfato, de Spencer Quinn.
25) El ocho, de Katherine Neville.
26) El alzamiento, de Brian Keene.

27.9.10

Fringe, Supernatural, The defenders, Outsourced

Inicio de la tercera temporada de Fringe. Aún recuerdo cuando empezó esta serie. La anunciaron como el episodio piloto más caro de la historia y más espectacular, pero a mi me pareció corrientito. Ni siquiera fui capaz de ver dónde se habían gastado tanto dinero, porque en el de Lost uno lo entiende, pero en este...
Los primeros capítulos fueron tan capitulares que estuve a puntito de dejarla y la veía simplemente cuando no tenía nada más que ver. Pero a partir de la mitad de la temporada, de repente, Fringe se volvió mucho más interesante. Toda la mitología que habían creado alrededor del Observador me fascinó desde el principio y a partir de la mitad de temporada, me convertí en fan. Recuerdo que el clifhunger del final de temporada me dejó con la boca abierta durante varias semanas, dandole vueltas y maravillándome por el giro de tuerca.
La segunda temporada me atrapó, y Fringe pasó a convertirse en una de mis series prioritarias. En cuanto tenía un capítulo, lo devoraba. No negaré que ciertos momentos excesivamente capitulares a mi personalmente me tocaban un poco las narices, pero en general la serie es brillante.
Esperaba esta tercera temporada como agua de mayo, y el primer capítulo no me ha decepcionado. Olivia, que al principio me parecía el protagonista más soso de la historia de la tele, me fascina ahora. De Walter siempre he sido fan. A Peter le tengo algo más atravesado. La verdad es que no sé qué coño pinta, porque en realidad nunca hace nada salvo fruncir el ceño cuando se frustra. Y se supone que es el segundo de cartel. En fin.
Gran comienzo de temporada... y esperando más.
Outsourced es una nueva comedia, de veinticinco minutos de duración por capítulo. La trama se centra en Todd, un americano que es nombrado jefe de un call-center de artículos de broma... justo cuando el call-center es trasladado a la India. En parte juegan al pez fuera del agua, en parte al choque cultural. La serie es dinámica y ágil y tiene un sentido del humor bastante sobrio y muy interesante. A mi me arrancó varias carcajadas el capítulo, y eso que se nota que, al estar presentando personajes, no puede ahondar mucho en bromas aún.
Lo que queda claro es que los pintorescos personajes que aquí perfilan serán clave en esta serie. A dos o tres de ellos les veo ya el punto cómico y sé que me van a hacer reír cada vez que hagan alguna de las suyas. Porque la verdad es que están muy bien dibujados.
Si podéis, darle una oportunidad. Lo agradeceréis.
Inicia la sexta temporada de Supernatural...
Sinceramente, después de los acontecimientos narrados en la quinta, y sobre todo después de su espectacular final, creo que deberían haberle dado carpetazo a la serie. Por varias razones. Obviamente, los acontecimientos que seguían a Dean y Sam terminaban ahí, y además el último capítulo fue un broche de oro que posiblemente no vuelvan a superar. De haber acabado ahí, la serie se convertiría en mítica en las cabezas de sus seguidores.
Pero decidieron renovarla.
Mi miedo es que se produzca el efecto Prisonbreak: Cuando los personajes dejan de tener sentido y la trama se vuelve absurda.
El regreso de Sam... ok, aceptamos barco porque si no, no hay serie.
El nuevo Dean... maravilloso. Me gusta.
El regreso del personaje de Mitch Pillegi... me suena a prisonbreak. Sin sentido.
En episodio es muy capitular. Te sientan unas bases de lo que parece que será la trama, pero vamos, no me compares lo que han presentado aquí con "el demonio de los ojos amarillos", "la puerta al apocalipsis" o "La batalla contra Lucifer". Lo dicho. Superar la quinta es muy complicado y creo que la van a cagar... espero equivocarme, pero desde luego este primer episodio ha sido muy, muy, muy flojo.
The Defenders es una serie sobre dos abogados de peculiares métodos. Capítular, procedimental, basada en el carisma de sus dos protagonistas. De momento, el piloto es muy bueno. Es interesante, está bien contado y la verdad es que Belushi y O'Connell están magníficos. Ya sabéis que me dan miedo las series capitulares porque me cansan y acaban siendo todos los capítulos iguales, pero de momento esta seguiré viéndola.
Ya os contaré qué tal.

24.9.10

Undercovers y Chase

Había expectación por saber cómo sería lo nuevo de J.J Abrams. Ayer tuve ocasión de ver el piloto de Undercovers y de primeras, nadie puede negarle a J.J que sabe ser frenético. Los primeros tres minutos de la serie son intensos. Otra cosa que suele hacer muy bien el señor Abrams es presentar personajes y tramas. En los diez primeros minutos de Undercovers queda perfectamente claro de qué irá la serie, cómo son los personajes y cuál será la relación existente entre ellos.
No negaremos lo obvio. Desprende un aire a Alias. Pero esto se debe a que en parte es la misma serie rediseñada. En lugar de un protagonista, tenemos dos, que están casados. Claro que en Alias al final quien no era hermano era padre/madre/tío/primo de Sydney Bristow. Obviamente, se presenta como una serie capitular con una trama seriada de fondo de la que en este capítulo apenas te la han esbozado haciéndote saber que existe una razón que no te han contado para reactivar a los personajes. Pero a fin de cuentas, es la misma serie, con los mismos tipos de casos y el mismo ritmo frenético.
A mi me basta con que sea la mitad de entretenida que era Alias, la verdad.
Y de momento, el primer episodio sí ha sido entretenido. La relación entre los dos protagonistas me ha resultado muy graciosa, y ese personaje secundario (que espero que siga saliendo y no fuera un mero capitular) obsesionado con el protagonista me pareció lo mejor de la serie. Creo que es un acierto haber metido la carga de humor que maneja el capítulo en una serie de acción como esta. Espero que siga así, la verdad.
Respecto a la polémica que saltó a los periódicos de nuestro país, donde se decía que en Undercovers aparecía Madrid como una ciudad tercermundista en la que todos son latinoamericanos tengo que decir que... es lo que yo llamo criticar por criticar. También conocido como Estupidez.
Aparece Madrid, sí. No es Madrid, obviamente. ¿Aparece como una ciudad tercermundista? No. De hecho los coches son todos de gama alta, la casa por fuera podría ser una casa cualquiera madrileña y por dentro ya la quisiera yo para mi el casoplón. ¿Son todos latinoamericanos? A ver, muy bien no hablan español los dos que aparecen hablando, pero tampoco son latinos. Me parece una chorrada, la verdad. Además, si fueran todos latinoamericanos tampoco sería tan extraño. Los de los periódicos esos que se han quejado no deben haber pasado por La latina / Lavapiés / La elipa / El retiro en un día normal cualquiera.
La serie entretiene, es divertida y, si no se queda en demasiado capitular, será una serie agradable de ver. El problema que le veo es que compite a la misma hora con el mejor programa que hay en la televisión actual. Y sí, hablo de Survivor. Este miércoles el reality le sacó cuatro puntos de audiencia. No sé si eso es buen dato o no para Undercovers. Sólo sé que entre ambos programas, me decanto fácil. Claro que yo no afecto a sus datos de audiencia.
La otra serie que vi ayer fue otro estreno, Chase. También de la NBC. En este caso, va sobre un grupo de agentes de la ley que persigue fugitivos peligrosos. Y qué quereis que os diga, con este capítulo queda claro que es un procedimental puro y duro, absolutamente capitular, donde cada nuevo episodio consistirá en perseguir al fugitivo de turno. Y sí, el capítulo ha estado bien, ha mantenido la tensión e incluso ha tenido un detalle inesperado... pero no soy muy amigo de los procedimentales. Acabo aburriéndome de todos y esperándome lo que va a pasar en cada capítulo. No sigo ningún CSI, ni House, ni ninguna de esas series. No me convencen. Así que no sé, imagino que veré el segundo, y tal vez el tercero, pero sé que acabaré dejándola.
Respecto a otros temas... los personajes me parecieron más bien tirando a sosos. La protagonista va de dura y sabia, el tipo que siempre le acompaña no hace nada en todo el capítulo que merezca la pena resaltar, el hispano (interpretado por el actor que hacía de Sucre en Prison Break) tuvo dos líneas en todo el capítulo para demostrar que será el personaje que meta un poco de humor en la serie de vez en cuando, y el nuevo me pareció un personaje manido y aburrido.
Joder, ahora que lo pienso, tampoco tengo muchas ganas de darle oportunidad al segundo capítulo.

Aún hay esperanza para el ser humano

Hay esperanza... pero poca.
Ayer estrenaron en Telecinco un documental llamado "La princesa del pueblo". Tócate los huevos. Evidentemente, versaba sobre la vida y obra de Belén Esteban. Ese ser. Competía contra Águila roja y contra El marco. Y, como mi valoración sobre el ser humano es escasa visto lo visto, supuse que "La princesa del pueblo" arrasaría en audiencia, como suele hacer con todo lo que toca.
El día que anunció sartenes vendió tropecientas mil unidades. Así que sí, perdonadme la falta de confianza en el ser humano. Yo preferiría mantener la tele apagada y mirar la pantalla negra antes de darle audiencia a esa señora, pero Spain is different y ha demostrado en varias ocasiones que el resto no prefiere eso.
Ayer Águila roja venció en audiencia por una diferencia de nueve puntos. Así que, aunque la ficción del enmascarado no me gusta, al menos me hace pensar que aún hay salvación posible para la raza española. Pero no cantemos victoria ni hagamos fiestas, porque los datos de audiencia de La princesa del pueblo han sido grandes igualmente. 20% de share, más de dos millones de espectadores.
Miro con anhelo hacia lo que se hace al otro lado del charco. Con la expresión del niño pobre africano cuando le sobrevuela un Boeing 747. Esa sensación de "oh, jamás alcanzaré ese nivel". Pero está claro que tenemos la tele que nos merecemos.
En fin, como vaticiné hace unos días, El marco se ha hundido. Hizo un 3% de audiencia, lo cual es menos de lo que suele hacer La 2. Era de esperar.

23.9.10

Boardwalk Empire y Glee

Ayer por la noche vi el capítulo piloto de Boardwalk Empire, la serie de la HBO producida por Scorsesse y protagonizada por Steve Buscemi. Como bien es sabido, en los círculos interneteros está de moda decir que todo lo que sale de la fábrica HBO es una obra maestra y no digas lo contrario o te crucifican. Y sí, soy muy fan de True Blood y Oz me pareció una de las mejores series de la historia, pero coño, Carnivale era un bodrio aburrido y existencialista, Band of Brothers sólo fue vanagloriada porque tenía a Spielberg detrás y algún capítulo interesante, y The pacific y The wire son dos coñazos supremos.
¿Qué está de moda la HBO y hay que decir que todo es magnífico? Pues nada, tenéis mil blogs donde encontraréis ese tipo de comentarios.
Y ahora, me centro con Boardwalk Empire. De primeras, dos cosas a anotar como muy positivas: Uno, Steve Buscemi sigue siendo el gran actor que ha sido siempre y lo demuestra en cada segundo del capítulo. Dos, cada detalle técnico está cuidado al milímetro, tanto la luz como los tipos de planos. Se nota la mano de Scorsesse. Técnicamente... sí, brillante.
Nos centramos en la historia y entonces ya no somos tan brillantes. Vamos a ver cómo me explico. Lo cierto es que durante la hora y doce minutos que dura el capítulo estás pendiente de lo que ocurre, y se hace corto, pero cuando acabó el capítulo, y después de madurarlo, me di cuenta de que no tengo ni puta idea de qué va la serie. O sea, sí, me han contado una historia de juego doble y mafia en la Atlantic City de los años 20, pero no me han dicho cuál es la trama de la serie. ¿Que Buscemi creará un imperio abasteciendo la ciudad de alcohol? ¿Que el personaje de Pitt seguirá con su juego doble? Imagino que por ahí irán los tiros, pero desde luego, cuando acaba el capítulo podrías no volver a ver nunca más Boardwalk Empire porque no existe la sensación de haber creado una trama envolvente, ese hilo principal que hace que quieras saber más de la historia y te haga esperar el próximo capítulo con ganas. No existe.
Así que sí, Boardwalk es una lección técnica de cine en todos, y la historia contada en el primer capítulo es lo suficientemente interesante como para que lo veas entero sin protestar a pesar de su ritmo lento. ¿Veré el segundo? Pues sí, porque quiero saber si va a tener una historia que me enganche o no. Y ver a Buscemi le da un plus.
Eso sí, y esto no quiero pasar sin comentarlo: La música es un puto infierno. Para ambientarlo aún más en los años veinte, toda la música del capítulo son canciones de aquella época. A mi personalmente me ha parecido horrenda, y además, hay un par de canciones que son como una señora hablando con musica por detrás que son realmente molestas, hasta el punto de sacarte de la ficción y hacer que te preguntes "¿Pero de qué carajo está hablando esta señora?". Sí, deseé que apareciera Jack Bauer en escena y se liara a tiros con el tipo que seleccionaba la música.
¿Lo mejor? Su apartado técnico, Steve Buscemi y algunos puntos de la historia, como son sacar a Al Capone o la investigación policial durante la reunión de mafiosos... lo que pude reírme con esa secuencia...
¿Lo peor? La música, la música, la música, y el hecho de que parezca que no hay trama establecida aún. La sensación de que pretende ser un punto y aparte en las historias sobre la época de la ley seca, pero de momento, Los Intocables sigue por delante.

También vi ayer el estreno de la segunda temporada de Glee. Y bueno, poco tengo que decir sobre eso. Es una serie que debe gustarte para que la veas. A mi me entretiene, se ha convertido en uno de esos placeres culpables que ves y disfrutas pero en el fondo sabes que no son grandiosos. Lo cierto es que tiene capítulos brillantes. Y el de ayer no lo fue. El primer episodio de la segunda temporada ha sido total y absolutamente prescindible y aburrido. Me quedo con la presentación, maravillosa en manos de ese friki. El resto del capítulo, bah.
Eso sí, en el próximo aparece Britney Spears. Si es la mitad de divertido de lo que fue el capítulo de Madonna, a mi me basta y sobra.

22.9.10

The event

Puede que The Event no sea LA serie. No es posible saberlo aún, ya que lo que magnifica o derriba a una serie no es un capítulo concreto, sino su entero devenir. Así, Lost tuvo capítulos brillantes y también capítulos lamentables, e incluso un final discutible, pero no se puede negar que Lost fue una gran serie que entra por mérito propio en el olimpo de las series.
Así, 24 tuvo un arranque normalito, con demasiadas bases que establecer antes de lograr ser lo adictiva que se vuelve más adelante. Y con el paso de los capítulos se convirtió en LA serie. Algo parecido le ocurre a Fringe, que tras un inicio regulero, que amenazaba con ser serie que abandonas, se ha convertido en una de las mejores series del momento.
Flashforward, por ejemplo, partió de una idea magnífica, y aunque tuvo algún capítulo interesante, fue el mayor bluf de los últimos años. Algo similar le pasó a Héroes, que nunca superó aquellos primeros trece capítulos que la hicieron grande.
Y podría seguir.
The Event es la nueva serie de la NBC, estrenada ayer mismo. Y aún tendremos que esperar para ver si se convierte en la gran serie que amenaza ser, o cae estrepitosamente, pero si de algo podemos estar seguros es que su piloto es sin duda EL piloto.
The Event comienza fuerte. Sus primeros treinta segundos bastan para mosquear y sembrar la curiosidad. El resto del capítulo es sencillamente de aplauso. Narrado de una forma no convencional, con saltos temporales y de trama, no pierde intensidad ni por un momento. Te mantiene en vilo durante los cuarenta minutos que dura el capítulo para terminar dejándote con la boca abierta con uno de los cliffhungers más whatthefuck? que he visto en mucho tiempo. Porque todo lo que te esperas, lo que te hacen esperar, se evapora en apenas un par de segundos antes de cerrar el capítulo y dejarte con muchas ganas de más.
La base la han presentado, y es brillante. Ahora sólo nos queda esperar que lo que venga siga el estilo y el buen hacer que ha tenido este primer episodio. Porque si es así, sin duda alguna, The Event será la serie que nos atrape a partir de ahora.

18.9.10

El americano

Permitidme ser soez: Lo que dejáis en la taza del váter cuando cagais es más creativo y entretenido que esta película.
¿He sido claro? Perfecto, continuemos.
Hacía mucho, mucho tiempo, que no me aburría tanto en una sala de cine. No es que la película sea mala, es que es peor. Pretende ser un thriller como aquellos que protagonizaba Michael Caine en los setenta y ochenta, pero es jodidamente aburrida.
La película empieza con una secuencia que parece estar diciendo que vas a ver una película interesante. Después vienen los créditos de inicio, y aquí a mi me empezó a oler a chamusquina. No sé, me dio la impresión, sólo viendo los créditos, que estaba a punto de ver una película lenta. Pero bueno, eso no suele preocuparme porque si el ritmo es lento pero la historia es buena, no me molesta.
Pero claro, yo siempre digo que para hacer una película lo primero es tener un guión. Eso parece que a este señor se le olvidó.
En fin, que en cuanto acaban los créditos, a poco que seas un tipo listo, ya sabes cómo acabará este truño. Para que os hagáis a la idea. Los títulos de crédito se superponen a una eterna toma fija desde el asiento trasero de un coche que conduce Jorgito Clunei por un tunel. Al fondo, la salida se ve como una luz blanca. El coche se acerca a esa luz blanca, y cuando la alcanza, la imagen funde a blanco.
Y estoy seguro de que el tipo cuando lo pensó se dijo a si mismo "Soy un genio, he creado una metáfora".
Sí señor, con dos cojones.
Pero no contento con eso, el director sigue con su ritmo, no ya pausado, sino letárgico, contándote una historia... bueno, eso sería darle más crédito del que merece, contándote lo que hace este señor en un pueblo de Italia. Que viene a ser lo siguiente: conducir el coche de aquí para allá (si no hay catorce planos desde lo alto de una montaña del coche avanzando por una carretera, no hay ninguno), sentarse en la cama (sí, hay como veinte planos donde se ve a Jorgito sentado sin hacer NADA MÁS que estar sentado), pasear a pie por el pueblo (una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez), hablar con un cura de cosas que no le interesan a nadie, follarse a una puta y construir un rifle (tal vez lo único que tenía el mínimo interés, recalcando la palabra mínimo).
Pero no contento con estar filmando un cagarro, el director se dedica a hacer más "metáforas" visuales y narrativas. Debe ser lo que los críticos han denominado "exquisito gusto en los detalles" y que yo renombraría como "tomar el pelo" o "fijarse en cosas que a nadie le importan". En serio, lo de las mariposas es para fusilar con mierda al director. Oh, se va volando... dios santo...
Me pasé toda la película esperando que pasara algo que justificara que Jorgito aceptara hacer esta cosa. No ocurrió.
Mi más sincero consejo es: No gastéis dinero en esto. Ni siquiera gastéis ancho de banda.

16.9.10

True Blood, season 3 (no spoilers)

El lunes vi la season finale de True Blood. No la comenté entonces porque quería madurarla.
Llegué a True Blood de casualidad hace medio año. Un buen amigo, Eugenio, me había dicho que era fantástica. No debaja de oír buenas cosas sobre ella, pero no sé, a mi la sinopsis me había parecido un coñazo.
Pero casualidades del destino, un día vi la cabecera en youtube. Le di al play con desidia, no lo negaré. La cabecera dura poco, no sé, unos cuarenta segundos. Pero es brutal. Las imágenes, la música, el ritmo... todo en esa cabecera es perfecta. Y yo que creía que no se podían hacer mejores cabeceras después de Dexter.
Así que me dije, "veré el primero". Y lo hice. Empecé con la creencia de que no me gustaría. Anna Paquin nunca ha sido de mi agrado. Hasta aquí. Ahora no es que me agrade, pero ya no me molesta. Y sí, me enganché a True Blood enseguida. Tan enseguida que me ventilé las dos primeras temporadas en apenas semana y media.
Y esperaba con ansia esta tercera temporada.
Terminó el domingo. Y ya todos sabíamos que sería un final abierto, porque firmaron la cuarta temporada antes casi de empezar esta. El final de la primera y la segunda temporada habían sido buenos clifhunger. De esos que te hacen echarte las manos a la cabeza y gritar "¿Qué? ¿Vais a dejarme así hasta el próximo verano, panda de malnacidos?"
El de la tercera temporada no. La verdad, a pesar de que la temporada en sí a mi me ha gustado mucho (tal vez no tanto como las otras, pero sí mucho) el final me ha parecido muuuy flojo. Y sin clifhungers. O sea, ellos lo han intentado, pero yo no me he quedado preocupado por el destino de ningún personaje.
¿Lo mejor de la tercera temporada?
Varias cosas. Por un lado, el Rey de Missisipi. Brutal personaje, magnífico actor, el histrionismo justo, el exceso calculado. Un aplauso. Por otro lado, la trama de Tara en los primeros seis o siete capítulos, cuando mantiene su relación con Franklin. Las expresiones de Tara son geniales. Y también me quedo con Jason Stackhouse, que si bien su segunda parte de la temporada ha sido más flojita, toda la primera parte es genial. Ese personaje es tan, tan, tan idiota... yo me parto con él. Su última frase en el último capítulo, cuando parece que va a decir algo sumamente importante y dice... eso... lo que pude reírme.
Y es que sí, True Blood es una serie que se toma en serio a sí misma al mismo tiempo que sobrepasa todos los límites de lo razonable y lógico, cruzando la barrera del humor de una forma tan curiosa que es digna de estudio. Ese momento entre Bill y Lorena en Missisipi es tan... surrealista... Una serie capaz de mezclarte humor, sexo, sangre, de cruzar líneas que dificilmente se cruzan en otras producciones... la verdad, es admirable.

¿Lo peor de la temporada?
El sabor a poco de la season finale, el sabor a poco de ciertas tramas secundarias (Jessica y Hoyt, por ejemplo), toda la trama de Sam que empieza a ser un personaje aburrido. Ya en la segunda temporada, cuando le alejaron del triángulo amoroso no era muy interesante su trama, pero es que en esta temporada cada vez que salía me daban ganas de darle al flashforward. Creo que rescataría apenas un par de secuencias de su trama en toda esta temporada.
Y bueno, como cosa negativa puedo añadir que QUIERO más papel aún para Erik. Y para Pam. Y para Jessica.
Y aquí lo dejo por hoy.

15.9.10

El marco. Tu vida en 20 metros cuadrados. Y más.

Hace unos años detestaba el mundo de los realities. Me aburrían soberanamente. Hasta que descubrí, por casualidad (y por suerte), Survivor. El de verdad, el americano. Desde entonces, me declaro absolutamente fan de dicho programa, vivo deseando que empiece una nueva edición, que por cierto, empieza mañana.
Pero ya hablaré de Survivor en otro momento.
A raíz de Survivor me di cuenta que el problema no era de los realities, sino de cómo se hacen los realities en este país. Supervivientes es la versión cañí de Survivor, pero mientras el americano dura cuarenta minutos de reloj, está grabado (con lo que los concursantes sólo están en la isla 39 días), tiene un montaje digno de película de acción y la estrategia individual supone el 80% del juego, lo que da lugar a que sea impredecible... la versión telecinquera dura dos horas y media por programa, es en directo, lo que le resta todo ápice de dinamismo , ya que cortan a cada rato para entrevistar en plató y hacer seguimientos innecesarios, y hace que estén en la isla tres o cuatro meses, y debido al sistema "llama por telefono para expulsar mientras nosotros te cobramos" el componente estratégico, que en realidad es lo mejor del formato, se ve reducido a casi nada. Porque al final, el Supervivientes de aquí consiste en caerle bien al público para que no te vote, ergo, te conviene ser bueno. Allí, dependen de sí mismos, así que cuando alguien se ve en una situación desfavorable hará lo que sea, mentir, engañar, difamar, manipular, con tal de lograr sus objetivos.
En fin, a Survivor le siguió The amazing race, la gran gymkhana alrededor del mundo. Lo mismo, los americanos lo hacen como si fuera una película de acción, sin darte un minuto a respirar, y permitiendo que los concursantes dependan unicamente de ellos para seguir en la carrera. Llegamos a Espain y lo versionamos, convirtiéndolo en "La vuelta al mundo". Asesinos en el casting aparte, el programa de Antena 3 era un soberano aburrimiento, ya que a lo cutre de las pruebas le sumaban el cortar la emoción que se le supone a una carrera metiéndote un plató con entrevistas a los familiares de los concursantes. Seeeñor.
Me imagino estar viendo un Formula 1 y de repente te llevan a plató para que el amigo de la infancia de Fernando Alonso te cuente que era muy desordenado y pegaba patadas a los profesores. A tomar por culo la emoción de la carrera.
Pero a lo que iba...
El marco.
Hoy se estrenó en A3, como primicia mundial, el formato por el que varias cadenas del mundo se peleaban. Básicamente es un Gran Hermano por parejas que convivirán en 20 metros cuadrados sin poder salir de sus habitáculos más de 40 minutos al día. De por sí, los realities de convivencia no me emocionan, me gustan más los de competición, pero decidí ver el estreno por aquello de poder criticar. A fin de cuentas, si en las ferias de formatos había tenido tanto bombo sería por algo.
Me hago la cena y me pongo delante de la tele.
10 minutos de anuncios. Ya añoro internet.
Empieza. Y sí, nos meten de lleno en un plató. Primer error.
Sale la tal Patricia a presentar. Y empieza a hablar. Te cuenta en qué consistirá el programa, te dice que habrá 8 parejas y, ANTES SIQUIERA DE HABER CONOCIDO A LAS PAREJAS CONCURSANTES, se pone a entrevistar a algunos de sus familiares. ¡Pero vamos a ver! ¡si aún no conozco al casting, que es el 90% de un programa así, por qué coño me están contando cosas señores y señoras que ni conozco ni me importan un carajo!
Respiro hondo. Al menos que la cena no se me atragante.
Más blablabla. Que si te enseño uno de los habitaculos, que si tal y que si cual.
20 minutos de programa cuando empiezan a presentar a la primera pareja. ¡20 minutos de programa! Madre mía de mi vida, en la última temporada de Survivor en 20 minutos ya estaban todos presentados, habían empezado un reto y teníamos un hombro dislocado y dos dedos rotos.
Así se hace, señores de Antena 3. Demostrando una vez más que el plató es sinónimo de anti-dinamismo.
Decido darle una oportunidad. Ya he decidido que no me gusta el programa, pero quiero ponerlo a caldo a conciencia. Ah, y cuando el casting es tan jodidamente fundamental en tu programa, hay que intentar llevar gente interesante. Y luego hubo un par de parejas que salvaría de la quema, pero coño, no empieces por las más aburridas y chabacanas. Parece que quieren que deje de verlo. La madre y la hija, para darlas de comer aparte. En fin.
El programa sigue con esa tónica y ese ritmo frenético (jurl, jurl, ironía en mi blog), presentándote a las parejas tan condenadamente lento que si hubiera palomas revoloteando parecería una peli de John Woo.
Hora y cuarto. Estoy aburrido. Y en el programa se ponen a hacer bromitas de producción a los concursantes (unas bromas que riase dios de los monty python: llevar a una nueva pareja a una habitación que no es la suya y después hacer que los pobres meritorios de producción, con un casco de moto en la cabeza, lo juro por Jack Bauer, les secuestren de uno en uno para llevarles a su habitación verdadera. La monda lironda).
Vamos a ver, alma cántaros... ¿Cómo demonios se supone que me va a hacer gracia una broma sin gracia si no conozco a la gente que la sufre? Si eso lo haces en el día 14 cuando ya se conoce a los concursantes, cuando hay gente encariñada con unas parejas u otras, puedo entenderlo... pero el día 1... ¿Qué le pasa a esta gente? En serio lo pregunto...
En fin, tampoco es como que yo me vaya a enterar si hacéis estas bromitas el día 14, porque a las dos horas de programa he decidido apagarlo y venir al ordenador. Y no considero haber perdido dos horas de mi vida porque estaba cenando. Sólo he perdido hora y cuarenta y cinco, desde que acabé de cenar.
En serio, lo de hacer que todos los programas duren 3 horas y meterles plató aunque no sea necesario, que las series duren hora y media, cuando ya es complicado mantener el ritmo y la emoción en 40 minutos, imagina en hora y media... No sé, me demuestra que estamos a muchos años luz por detrás de los americanos en materia audiovisual.
Sí, que cool estás Patricia. Veremos si sonríes cuando El marco se pegue la ostia de audiencia...

Y ahora os contaré una anécdota. Hace casi un año, una persona con renombre en este páis, director/a de cine, mientras aprovechábamos un parón de la pre-producción, me dijo "los americanos no tienen moral, sólo hay que ver las series que hacen".
Mi expresión debió ser similar a las de las muñecas hinchables. Boca abierta y ojos de imbécil. Pero consciente de mi puesto de trabajo, cerré la boca y comí directamente mirando el plato, mientras escuchaba la conversación. Porque no os lo perdáis, pero después de eso añadió que su hij@ veía Física y Química, y que le parecía buena serie.
Vale que en el mundo ahora sea cool ser anti-americano. Vale que si vas de gafapasta te tiene que gustar el cine Uzbeko y pakistaní, por ejemplo, pero Terminator te debe parecer blasfemia. Vale que hagamos tele cutre y nos creamos los mejores... Pero coño, un poquito de sensatez tampoco viene mal.
¿Física y Química es moral? ¿Poner Telecinco en época de Gran Hermano a las seis de la tarde y ver edredoning es moral? ¿Esas series nuestras donde para que un personaje parezca duro lo único que saben hacer es que diga muchos tacos, todo el rato con el coño y el joder en la boca? ¿Esa niña demoníaca de Peking Express 2?
¿En serio?
En Estados Unidos sólo enseñan carnaza si es cosa de HBO. Restringen los tacos al mínimisimo (en 8 temporadas, Jack Bauer dijo una vez "Son of a bitch" y lo más que decía cuando se cabreaba era "Dammit", que viene a ser "Maldición"), y en los programas de telerrealidad emborronan canalillos, rajas del culo, tetas e incluso bocas cuando alguien dice un taco, que obviamente tampoco llegas a oír.
Y ellos son los inmorales.
Ya, pues mira, creo que va a ser que no. Y además, hacen mejor tele. Hala.