23.9.10

Boardwalk Empire y Glee

Ayer por la noche vi el capítulo piloto de Boardwalk Empire, la serie de la HBO producida por Scorsesse y protagonizada por Steve Buscemi. Como bien es sabido, en los círculos interneteros está de moda decir que todo lo que sale de la fábrica HBO es una obra maestra y no digas lo contrario o te crucifican. Y sí, soy muy fan de True Blood y Oz me pareció una de las mejores series de la historia, pero coño, Carnivale era un bodrio aburrido y existencialista, Band of Brothers sólo fue vanagloriada porque tenía a Spielberg detrás y algún capítulo interesante, y The pacific y The wire son dos coñazos supremos.
¿Qué está de moda la HBO y hay que decir que todo es magnífico? Pues nada, tenéis mil blogs donde encontraréis ese tipo de comentarios.
Y ahora, me centro con Boardwalk Empire. De primeras, dos cosas a anotar como muy positivas: Uno, Steve Buscemi sigue siendo el gran actor que ha sido siempre y lo demuestra en cada segundo del capítulo. Dos, cada detalle técnico está cuidado al milímetro, tanto la luz como los tipos de planos. Se nota la mano de Scorsesse. Técnicamente... sí, brillante.
Nos centramos en la historia y entonces ya no somos tan brillantes. Vamos a ver cómo me explico. Lo cierto es que durante la hora y doce minutos que dura el capítulo estás pendiente de lo que ocurre, y se hace corto, pero cuando acabó el capítulo, y después de madurarlo, me di cuenta de que no tengo ni puta idea de qué va la serie. O sea, sí, me han contado una historia de juego doble y mafia en la Atlantic City de los años 20, pero no me han dicho cuál es la trama de la serie. ¿Que Buscemi creará un imperio abasteciendo la ciudad de alcohol? ¿Que el personaje de Pitt seguirá con su juego doble? Imagino que por ahí irán los tiros, pero desde luego, cuando acaba el capítulo podrías no volver a ver nunca más Boardwalk Empire porque no existe la sensación de haber creado una trama envolvente, ese hilo principal que hace que quieras saber más de la historia y te haga esperar el próximo capítulo con ganas. No existe.
Así que sí, Boardwalk es una lección técnica de cine en todos, y la historia contada en el primer capítulo es lo suficientemente interesante como para que lo veas entero sin protestar a pesar de su ritmo lento. ¿Veré el segundo? Pues sí, porque quiero saber si va a tener una historia que me enganche o no. Y ver a Buscemi le da un plus.
Eso sí, y esto no quiero pasar sin comentarlo: La música es un puto infierno. Para ambientarlo aún más en los años veinte, toda la música del capítulo son canciones de aquella época. A mi personalmente me ha parecido horrenda, y además, hay un par de canciones que son como una señora hablando con musica por detrás que son realmente molestas, hasta el punto de sacarte de la ficción y hacer que te preguntes "¿Pero de qué carajo está hablando esta señora?". Sí, deseé que apareciera Jack Bauer en escena y se liara a tiros con el tipo que seleccionaba la música.
¿Lo mejor? Su apartado técnico, Steve Buscemi y algunos puntos de la historia, como son sacar a Al Capone o la investigación policial durante la reunión de mafiosos... lo que pude reírme con esa secuencia...
¿Lo peor? La música, la música, la música, y el hecho de que parezca que no hay trama establecida aún. La sensación de que pretende ser un punto y aparte en las historias sobre la época de la ley seca, pero de momento, Los Intocables sigue por delante.

También vi ayer el estreno de la segunda temporada de Glee. Y bueno, poco tengo que decir sobre eso. Es una serie que debe gustarte para que la veas. A mi me entretiene, se ha convertido en uno de esos placeres culpables que ves y disfrutas pero en el fondo sabes que no son grandiosos. Lo cierto es que tiene capítulos brillantes. Y el de ayer no lo fue. El primer episodio de la segunda temporada ha sido total y absolutamente prescindible y aburrido. Me quedo con la presentación, maravillosa en manos de ese friki. El resto del capítulo, bah.
Eso sí, en el próximo aparece Britney Spears. Si es la mitad de divertido de lo que fue el capítulo de Madonna, a mi me basta y sobra.

9 comentarios:

Sonix dijo...

Me ha hecho muchísima gracia tu crítica porque yo lo vi ayer con Carlos y lo pasábamos fatal con esas escenas en las que ponían durante dos minutos o lo que fuera imágenes y una canción horrible... lo que pasa es que lo hicieron varias veces y la música sí, es un infierno.
Sobre la trama, yo creo que no me ha enganchado. Le daré confianza y veré unos cuantos capítulos más, pero de momento no es nada que no se haya visto antes.
Eso sí, técnicamente está perfecta. Buscemi tiene un gran carisma.
A ver cómo sigue.

Álvaro Loman dijo...

o_O

¿Que The Wire es un coñazo?
¿Que Hermanos de Sangre "sólo" merecía la pena por Spielberg?
¿Que prefieres mentar antes a True Blood que a Dos Metros Bajo Tierra?

Tío, tienes unos serios problemas que deberías hacerte mirar... Vale que la HBO está sobrevalorada (sólo hay que ver Hung, El Séquito o Sexo en Nueva York, por poner unos cuantos ejemplos). Pero, hasta la llegada de AMC y Showtime, no existía una cadena que se atreviera a crear ese tipo de contenidos.

Respeta a tus mayores, chaval.

Respecto a las series de las que hablas, dos he podido verlas aún. Pero el éxito de Glee (cojonuda primera temporada) residía en que era una serie chiquitita con pocos pretensiones. Ahora que van a empezar a aparecer mil y una personalidades, me da la impresión de que me va a decepcionar... Espero equivocarme.

Crispi dijo...

Dios Vicccc pasamos demasiado tiempo juntos!!!!1 justo lo que te he dicho hoy a medio día!!!
Y de Glee sólo puedi decir AMO A SUE!!!!!!!!!!!!!

Hopewell dijo...

Álvaro... sí, The Wire es un coñazo. Después de cinco capítulos donde no pasaba ABSOLUTAMENTE nada dejé de verla. Es más, te regalo la temporada si la quieres, porque la tengo de pisapapeles. Dinero malgastado.
Band of brothers tenía algunos capítulos interesantes. Recuerdo sobre todo uno en que salía Ross (el de Friends) como instructor militar. Y sí, algunos planos de batallas impresionantes, pero, que quieres que te diga, no conecté con ningún personaje de esa serie. Spielberg ha hecho pelis de guerra mil veces mejores. Sí, Salvar al soldado Ryan tiene en sus primeros cuarenta y cinco minutos de metraje mucho más interés que Band of Brothers en sus diez capítulos.
Y lo de True blood... bueno, la mento porque me gusta. No hablo de A dos metros bajo tierra porque no la he visto. Me han dicho que es muy buena, pero no me he puesto...
Hung, me niego. El séquito, vi el primero y me aburrió. Sexo en Nueva York logró arrancarme dos o tres sonrisas, pero poco más.
Y lo de Glee... me da la misma impresión que a ti.

Hopewell dijo...

Sue is the best.

El Especialista Mike dijo...

La de Boardwalk Empire la tengo apuntada, le daré una oportunidad.

Sons of Anarchy es seriada, y la primera temporada (que es la que he devorado en dos dias) tiene un argumento totalmente in crescendo desde el primer episodio (al que puede parecer que le cueste arrancar, pero cuando lo hace, es a lo bestia) hasta el último (13), que a mi me pareció muy bueno. Y la cosa no se queda ahí, porque la segunda temporada a empezado a 200 por hora y como siga así nos multa la policía fijo...XDD

El Especialista Mike dijo...

Sorry, me he comido una "h" por ahí....xD

Álvaro Loman dijo...

Hopewell: The Wire hay que saborearla, hombre. Es una de esas series especiales donde tratan con mimo a los personajes y dan una visión más adulta y compleja de cualquier cosa que pasa. Es como Los Soprano, A dos Metros bajo Tierra o Mad Men. Son todas grandísimas ficciones, pero hay que tener paciencia y amor por lo que se cuenta.

Pero nada, si no conectó contigo, pues peor para ti, que te pierdes una de las grandes series de la historia. En cambio, tú mencionas Oz. Yo la vi enterita y sí, me gustó, pero ¡¡Pasan demasiadas cosas!! Quiero decir, cada dos por tres algún preso está matando a otro, o sobornando a un guardia para que le deje matar a un civil... No me resulta creíble, lo siento.

Quizás es culpa de haber visto las cinco temporadas completas de The Wire xDDDD

Mike: Cada vez que alguien comenta algo de Sons of Anarchy, no pierdo la oportunidad de decir esto... ¿No te parece la versión actualizada de Hamlet?

Hopewell dijo...

Claro que pasan cosas en Oz. Eso era lo interesante, que pasaban cosas. Para ver una serie donde para que pase algo debes tragarte seis horas de visionado, me acerco al parque. Es un viejo truco del cine llamado elipsis. Así solo muestras aquello que hace avanzar a la historia. Personalmente, creo que en The wire no pasaba nada nunca. Y los personajes se me hacían unos pesados. Que sí, que es obvio que la vida real es más parecida a The wire que a 24... pero prefiero ver a Jack Bauer salvando el mundo cada cuarenta minutos que una serie de policias reales donde nunca pasa nada. No se si me explico. Obvio, para gustos colores.
Aún así, A dos metros bajo tierra tal vez me ponga a verla algun dia.