6.2.08

Adiós, pequeña, adiós

Ben Affleck es, junto con Orlando Bloom y Ray Liotta uno de los actores que menos soportamos. Veáse Independizados para comprobarlo. Es uno de esos actores que uno se pregunta por qué no se metió a carpintero. ¿Recordamos algo pasable que haya hecho? Sí, algo sí, sus actuaciones de la mano de Kevin Smith son visibles, tal vez porque se ríe de sí mismo, o porque Kevin Smith le da papeles que pueda hacer. Quién sabe.
Pero aquel que intente defender la actuación de Ben debería recordar antes de nada que es el monstruo delante de las cámaras en Daredevil, el infierno aquel de John Woo, Hollywoodland... y hasta empañaba películas interesantes como Smoking Aces (ésta por suerte no la empañó mucho y es una peli divertida, a pesar de que también salga Ray Liotta) o Armageddon. Menos mal que existe Bruce Willis.
En fin, que Ben Affleck ha demostrado que es mejor director que actor, porque Gone, baby, gone es una buena película. No una maravilla, pero sí una película interesante, rodada y dirigida bien (claro, que con Ed Harris y Morgan Freeman en el reparto sería chungo hacerlo mal) y en definitiva una buena película.
Que por cierto, la protagoniza Casey Affleck, hermano de Ben, y que se ha anunciado ya como mejor actor que el primero, cosa que no tiene mucho mérito, pero oye, ahí está el chaval. Y lo cierto es que en la película lo hace muy bien. Eso sí, para los que la vean en inglés, Casey Affleck tiene un acento infernal.

2 comentarios:

[el autentico] adri dijo...

uno empieza dándole crédito a ben affleck y acaba organizando ciclos de road movies con animales...

[el autentico] adri dijo...

me he marcado un avalancha en el guitar hero se se caían las paredes del salón.
eso sí, en la siguiente pantalla tenía duelo de guitarras con tom morello y me ha hundido en la miseria...