18.10.06

El laberinto del fauno

Hoy, clase práctica: "Cómo demostrar que en España se sabe y se puede hacer buen cine".
Y es que, a pesar de estar dirigida por el mexicano Guillermo del Toro, El laberinto del Fauno es una película española, con actores españoles (exceptuando al hispano-francés Sergi López y al americano Doug Jones, que interpreta al Fauno) y una mayoría de equipo técnico español.
Y es que Guillermo del Toro parte de la base para hacer una buena película: tener una buena historia. En este caso, una historia llena de fantasía, de imaginación desbordante, entretenida y enmarcada en un contexto histórico de lo más interesante.
La película se sitúa en los años posteriores a la Guerra Civil, cuando el ejército fascista, ya en el poder, intentaba terminar de una vez por todas con los guerrilleros que se habían echado al monte. Sergi López interpreta a un sádico capitán fascista que en algunos momentos llega a dar auténtico miedo. Junto a él, Alex Angulo, Maribel Verdú y Ariadna Gil.
La película está llena de criaturas fantásticas, que van desde las hadas hasta el propio Fauno y un gran sapo gigante que arranca más de una sonrisa. Pero también contiene escenas verdaderamente crudas que te hacen querer apartar la vista de la pantalla, como el momento en que, con una brutalidad salvaje, Sergi López aplasta la nariz de un hombre hasta hundirla por completo utilizando la culata de su pistola... o el momento navaja y boca y lo que sucede después delante de un espejo y que no contaré para no destrozar la película al que no la haya visto.
Lo cierto es que no es una película para todos los públicos, y es posible que lo fantástico de su propueste aleje a mucha gente, pero si algo hay que reconocerle a Guillermo del Toro es que ha hecho una buena película. La fotografía es excelente (aunque las escenas con lluvia y día extrañan un poco), la ambientación y vestuario es el adecuado, los decorados y los efectos especiales no cantan lo más mínimo y son fascinantes, las interpretaciones están muy por encima de la media (sobre todo la niña y Sergi López, pero es que hasta Maribel Verdú está muy bien), y la música acompaña sin interferir demasiado. ¡Ah! Y aunque tan sólo hay dos batallas y no son demasiado largas, sí están bien rodadas. Me sé de uno que debería aprender a rodar acción.
Una película para disfrutar, bien hecha, y que sorprendentemente no ha optado siquiera a la candidatura de los Oscars. Cosa que sí hizo Alarrollo.
En fin...

7 comentarios:

Tis dijo...

El cine español, aparte de productores que se mojen, necesita creadores imaginativos, aunque vengan de fuera. Y la peli sí que va a los Oscar, aunque... Por Méjico.
¿Preferirá el público a la Juani?

Hopewell dijo...

Pues me alegro por los mexicanos porque la peli es muy buena.

[el autentico] adri dijo...

"Lo cierto es que no es una película para todos los públicos, y es posible que lo fantástico de su propueste aleje a mucha gente..."

Pues eso.
Firmado: mucha gente.

Hopewell dijo...

Teniendo en cuenta que esa frase la puse por ti, adri, veo que he acertado. ;)

Álvaro Loman dijo...

Es una película maravillosa (Ya he hecho la crítica en mi blog), pero debo decirte que la escena de la nariz es con una botella, no una pistola.

Hopewell dijo...

Cierto, Álvaro. Error mío, no sé en que estaba pensando cuando lo escribí. De hecho, mientras lo escribía tuve que corregirlo varias veces porque en vez de Guillermo del Toro escribía "Benicio del Toro". A saber dónde tenía yo la mente. Con el Fauno, lo menos.

ali dijo...

segundo inteno de firmar (porque antes no me ha dejado)
decía que la película es increíble, tanto por la historia, como por cómo está contada. Para quitarse el sombrero por Guillermo del Toro.
Besitos!