30.11.11

TWD y las sensaciones opuestas

The walking dead ya ha llegado a su hemisferio de la segunda temporada, esta parada de dos meses que los ejecutivos de AMC han decidido imponer a su serie estrella para alargarla un poco más en el tiempo. Han sido siete episodios, tan sólo, pero han dado mucho que hablar.
Bajo mi humilde opinión, han tomado un camino equivocado al distanciarse tanto del comic al que adapta. Normalmente, cuando se adaptan libros (o comics) la lógica lleva a pensar que el objetivo es trasladar al audiovisual una historia que funciona literariamente, así que la primera premisa que deberían tener en cuenta, tal y como la lógica sigue gritando, es que Si algo funciona, no lo toques.
Pero evidentemente, el audiovisual y lo literario son dos mundos distintos regidos por distintas leyes, y el literario (inclutendo aquí el comic) permite cosas que el audiovisual a veces no logra alcanzar. Ya sean ciertas intropspecciones de los personajes o ciertos pasajes complicados de filmar, el audiovisual acaba "adaptando" y adoptando ciertas medidas que le permitan lograr su objetivo. A veces lo complicado simplemente resulta ser la excesiva duración de la novela en cuestión, lo que conlleva recortes.
Llevamos toda la vida, toda, toda, toda, escuchando una frase con la que además concuerdo al cien por cien: "Los libros son siempre mejores que las películas". Sinceramente, no recuerdo ni una sóla adaptación que me haya gustado más que el libro en que se inspira, y si la hubiera, sería la excepción y no la regla. Ejemplos atroces hay miles. La tienda, de Stephen King, es una novela llena de matices que se quedó en película mierder en toda regla.
Pero también existen buenas adaptaciones. Nunca llegarán a ser mejores que la novela, pero sí son buenas adaptaciones. Curiosamente, acaban siendo las más fieles al libro. Me viene a la cabeza Cadena perpetua. Frank Darabont, mira tu por dónde. Darabont también adaptó otra novela, La niebla, cuyo texto siguió prácticamente al pie de la letra, hasta el momento final. Decidió cambiar el final desgarrador y desperanzador de la historia por uno más cruel, atroz e impactante. Yo era fan del final de la novela, pero entendí el cambio, lo respeto y lo disfruté.
Pero entonces llegamos a The walking dead. Nos han intentado vender que no quieren seguir al comic porque quieren sorprendernos a todos, incluso a los lectores del comic, pero esa excusa no me cuadra. Porque los que leemos el comic QUEREMOS ver el comic. Si algo está bien, NO lo cambies. Y si quieres sorprenderme a mi también, vale, invéntate más personajes, mete tramas paralelas, haz lo que te salga del higo... ¡¡¡PERO MANTÉN LA LINEA CENTRAL!!! Porque cuando algo es jodidamente bueno... A menos que tengas la puta seguridad de que lo vas a mejorar... ¡NO-LO-TOQUES!
El comic arrastra a unos personajes con trasfondo, con personalidades maravillosamente dibujadas, y con un protagonista que es héroe a la vez que antihéroe, que es líder indiscutible a pesar de basar en su propio egoismo la gran mayoría de sus acciones. Y entonces llegas a la serie y te encuentras con personajes flojos, aburridos, sin esos trazos que te hacen amarles en el comic, y con un protagonista que NO HACE NADA. Bueno, miento, su primera decisión que parece acercarle al Rick que conocemos en el comic NO aparece en el comic.
Sinceramente, no me imagino a Peter Jackson diciendo "vamos a sorprender a los fans de Tolkien, y para ello, Frodo va a ser un secundario tontorrón y el protagonista del libro va a ser Elforium, un personaje que me acabo de inventar". Creo que habría ardido troya y le hubieran crucificado.
Pues eso es lo que ocurre en The walking dead. Tanto es así que ahora mismo, hoy por hoy, en la serie me la pela Rick y los dos personajes que más me molan son uno inventado (Daryl) y uno que debería haber muerto tiempo atrás (ya sabéis quién).
Pero bueno, visto lo visto, uno que es fan de los zombies y seriófilo, decide intentar apartar de su mente el comic y ver la serie como un objeto nuevo e independiente. Soy así, le doy una oportunidad a ese "intentar sorprender"... y entonces vuelvo a decepcionarme.
A ver, seamos sinceros, como serie es bastante flojita, y si seguimos viéndola es porque los fans de los zombies y de lo apocalíptico no tenemos muchas series que seguir y nos aferramos a lo que sea. Para empezar, se nota a la legua que van cortos de presupuesto. Los primeros veinte minutos de esta segunda temporada fueron de lo mejorcito, con ese silencio contenido, esa marea de muertos avanzando sin piedad... y después llegaron los paseos sin ton ni son por el bosque y la maldita granja. El consabido efecto televisivo del "no tenemos pasta, ciñámonos a los decorados que tenemos".
Seguimos con el uso de los zombies, que han pasado a ser el motor de la trama al "susto del capítulo", por llamarlo de alguna manera porque sustos, pocos. Los zombies escasean y cuando aparecen, suelen hacerlo por arte de magia (guionistas al poder) y sin demasiado interés. Hasta en The vampire diaries salen más vampiros, por dios santo. Por no mencionar que en cada capítulo de The vampire diaries pasan más cosas que en estos siete de TWD. Y mencionando, sin duda, lo más fragrante: Ha llegado un punto en el que no temo a los zombies de TWD. Lo bueno del comic es ese mismo detalle que tan bien explota esa serie ñoña que es The vampire diaries: cualquiera está en peligro y es susceptible de morir, y a los guionistas no les tiembla la mano a la hora de matar personajes.
Y termino con los personajes. Para recordar lo que ya he dicho antes. Los de la serie son sosos. Y para mi, hoy por hoy, el mejor personaje de toda la serie es Shane. Junto con Daryl. Y Merle. Ojalá volviera Merle y les diera bien por saco a todos. Sobre todo que quemara la puta granja y les obligara a seguir avanzando. Porque estos son capaces de quedarse ahí hasta que termine la temporada, si no más. Y a este paso vamos a conocer a Michonne cuando andemos todos en el asilo. Por no hablar del gobernador. Por cierto, si convierten a Shane en El gobernador yo dejo la serie.

3 comentarios:

alcorze dijo...

A ver, estoy bastante de acuerdo ocntigo y con tu análisis.

Vamos por partes y a ver si no me dejo muchas cosas

En primer lugar respecto a la fidelidad pues yo también esperaba eso, una adaptación fiel en la medida de lo posible y más teniendo en cuenta que estaban Kirkman y Darabont. No ha sido así y me costó mucho asumirlo.

Al final lo interioricé y lo hice. Como bien dices no tenemos muchas más opciones de este tipo de series y hay que aprovecharlas.

También es cierto que TWD se puede permitir alguna licencia creativa más que ESDLA, ya que es una historia menos conocida y sus fans somos más normales que todos estos que recitan el Silmarillion de corrido al revés ;D

Una vez llegado aquí a mí me ha decepcionado el papel de algunos personajes, especialmente Rick. Que no es el que ocnocemos, y al que le están haciendo un flaco favor. No me importa que metan a Daryl, aunque para eso ya teníamos a Tyresse o Michonne, pero no entiendo que siga vivo Shane y menos con el nivel de protagonismo que le dan.

Y en cuanto a la serie en sí misma pues tienes razón. Flojea en el tema dinero. Estoy hasta la polla de ver los campos, las vacas y el puto granero mezclado con los bosques.

Creo que todo el desarrollo entre personajes, que me gusta muaho, se podía contar y transmitir ocn muchas menos escenas y diálogos y haber explotado elgo más la búsqueda de Sophia ya que deciden perderla. Joder, que en el pueblo y en la urbanización no han hecho prácticamente nada. Una escena de persecución y acorralamiento hubiera estado de puta madre.

Y lo que me temo es que, por lo que leí que dijo Kirkman, en estas segunda midseason quieren explotar las nuevas relaciones y situaciones que se producen tras lo del granero... Es decir que hay granja para ratos. Lo que le hará un flaco favor a la serie si es así y retirará a mucha gente y lo que es peor, nos desilusionará.

En fin, que no me enrollo más que es muy temprano.

PD: Blade Runner es mucho mejor que Sueñan los androides con ovejas eléxtricas, aunque también es cierto que no se me ha ocurrido ninguna más ;)

Un abrazo!!!

Hopewell dijo...

Eso es cierto, yo no recito pasajes de TWD en voz alta, jajajajaj!
Y sí, me da que tenemos granja para rato.

A riesgo de parecer blasfemo, Blade Runner nunca me gustó, pero como no he leído el relato en que se basa no puedo darte o no la razón. Aún haciéndote caso, no deja de ser la excepción que confirma la regla. :)

El Especialista Mike dijo...

Lo de Shane clama al cielo y cada vez que veo que sigue vivo se me revuelve el estómago...jajaja. En fin, yo voy a esperar al final de esta temporada para reflexionar y dar mi opinión. Pero adelanto que estoy muy de acuerdo con vuestras posturas... ;)