16.8.08

Doble sesión de buen cine

El otro día fui al cine, y acabé haciendo doblete. Empecé con ese robot de mirada tierna que responde al nombre de Wall-E y que, como parece ser opinión general, me pareció una obra maestra. Maravillosa en su factura, en su ingenio, en su derroche de fantasía, y sobre todo, maravillosa en la historia que cuenta, sencilla y directa, pero contada con mucho, mucho arte. Wall-E se hace con tu corazón desde el primer momento, con ese afán infantil por recolectar recuerdos y tesoros que a ojos de cualquier otro no serían más que basura.. (genial esa caja de diamante que le parece sorprendente hasta el punto de hacerle tirar el diamante y guardar la caja). Una película en la cual durante la mayor parte del metraje usa tan sólo tres palabras (Walle, Eva, Instrucción) y que no se hace larga.
A mi me maravilló. Yo quiero un Wall-E.

La otra película, de tintes bien distintos. Me hubiera gustado verla con Adri, pero nos separan unos cuantos kilómetros. ¿Mi opinión? Es un peliculón. Para empezar, se ahorra el coñazo de todas las películas de superhéroes de contar cómo el superhéroe se hizo superhéroe (que por cierto, Batman Begins es una de las que mejor lo cuenta, o por lo menos, en la que menos aburre) y por tanto va directa al grano desde el principio. Punto bueno. Genial ese asalto al banco perpetrado por el Joker y su banda, el detalle de que vayan matándose uno a uno, e incluso ese cameo de William Mahone Fichtner. Buen inicio.
El Joker está ahí, dando por culo, desde el primer momento. Por cierto, de forma magistral. Y es que sí, todo eso que dicen sobre Heath intoxicación Ledger es cierto, el tío se marca un papelón digno de premio, y muy dificil de igualar si en futuros Batmans quisieran recuperar al personaje. Atrás quedó el histrionismo de Nicholson. Ledger borda un Joker esquizofrénico, desbordado, caótico.

La historia de El caballero oscuro está bien construída, bien narrada, bien dirigida (con ese genio que es Nolan detrás de las cámaras no podía esperarse otra cosa, la verdad), y si bien es cierto que hay momentos de excesivo moralismo ("yo no soy el héroe que esta ciudad necesita, él sí, hace falta un político que de la cara"... buuuuuffffffff) y puede que le sobren unos minutillos, la película es muy buena. Entretenida, llena de acción, llena de momentos que hacen que se te ponga el estómago en un puño... y encima, con un reparto de altura. Y hablando del reparto, me resultó curioso descubrir por ahí al ya mencionado Fichtner, a Anthony lazonamuerta Michael Hall, Nestor elhombresinedaddeLost Carbonell y a Cillian Murphy, que sale en un único plano pero que sirve para zanjar la historia del espantapájaros.
Una buena peli. Adri y yo la hubiéramos disfrutado en el cine. Yo de momento lo he hecho, ahora a ver que dice el otro.

2 comentarios:

Tis dijo...

Me gustaría verla en VO para degustar mejor el trabajo de Heath Ledger. Si no me da tiempo en esta visita a Madrid, espero sea en la próxima (antes tengo que ir a verte a ti jeje)

[el autentico] adri dijo...

yo la vi en VO (la alternativa era el francés) y ledger es la caña. mañana repito, de hecho.
sobre lo de la ciudad necesita un héroe que necesite a la ciudad que necesita a un héroe que... sí, es un poco como lo de "la parte contratante de la primera parte es igual a la parte contratante de la primera parte" de los hermanos Marx. pero supongo que también ayuda a que te creas la transformación de Harvey Dent (cuyo maquillaje reconozco que le debe mucho a terminator, pero está bien hecho no seas tiquismiquis).