11.2.07

Hijo de los hombres

Con retraso, porque intenté verla en el cine en su momento, por fin he conseguido ver Hijo de los hombres, la fábula futurista de Cuarón.
La idea de base de la película es muy buena. Los seres humanos se han vuelto estériles y el mundo está al borde de la extinción y en medio del caos. 18 años después del último nacimiento, una mujer logra quedarse embarazada, y un hombre tendrá que escoltarla a través de una Inglaterra sumida en el desorden y la guerra civil para salvaguardar la última esperanza de la raza humana.
Clive Owen hace de Clive Owen, pero algo más comedido. Lo cual es bueno. El tipo está correcto. Lo hace bien. Michael Caine está fantástico en su papel de Hippie aficionado al cultivo de marihuana. Y Julianne Moore... bueno, no quiero desvelar la sorpresa.
La peli es rara. Sí, porque su estilo visual es en ocasiones demasiado cercano a lo realista, hasta el punto de que choca. Está muy bien rodada, porque ese estilo hace que uno se sumerja de lleno en la historia y la viva junto a los personajes, sufriendo con ellos la tensión de la persecución a la que son sometidos. Eso sí, uno no llega a encariñarse con ninguno de ellos demasiado, quizá debido a ese mismo estilo. En ocasiones los personajes llegan y se van de tal manera que uno no puede sentir nada por ellos.
Pero lo mejor de la película es Cuarón. Su forma de dirigir es sencillamente brillante, y me sorprende que no esté nominada a casi nada. Hay varios planos secuencia que son increíbles, pero sobre todo dos de ellos, que son largos y alucinantes por todo lo que suponen. Uno de ellos es la emboscada que sufren al incio del viaje, vivida desde dentro del coche, y que es sencillamente brillante. El otro, con cámara en steady, es casi al final, con Clive Owen en medio de un guerra civil y cientos de tipos disparándose unos a otros mientras Owen corre y trata de ocultarse, con estallidos de bombas, muertos... yo no podía dejar de mirar con la boca abierta y preguntándome cuántas veces habrían ensayado ese plano. Increíble. Es cierto que en algunos momentos ese mismo estilo de planos largos pueden hacerse lentos, pero durante la mayor parte del tiempo, la película guarda un ritmo bastante bueno.
A mí me ha gustado.

5 comentarios:

Lucinda dijo...

"Clive Owen hace de Clive Owen, pero comedido".

HJJAJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJJA

Pobre Clive, siempre supeditado a su propia imagen...

Faraonika dijo...

Buenas!! No sé si te acordarás de mí aunque eso es lo de menos.
Te escribo porque me he enterado de que heroes del silencio van a volver a reunirse y hacer gira. Me imagino que ya lo sabrás ya que eres fan fan, pero por si acaso...
La entradas se ponen a la venta el 1 de marzo.
Un saludo!

Anónimo dijo...

Soy Manolo, haz un comentario de mi grupo en tu blog y dale publicidad a la web www.myspace.com/sideria
GRACIAS GUAPO

Dick Laurant dijo...

Hola!

Que fuerte!! a mi también me gustó mucho la escena de la persecución del principio, la torta de la moto es espectacular!! y realmente me puso en guardia!! pero como bien dices, los planos tan largos, o lo que diablos sean la pueden hacer lenta. Y en eso discrepo contigo, yo noté que el ritmo decaía.

BUena crítica

Un saludo!

OjO de buey dijo...

Estupenda película, de un calado político muy jugoso. Los mejicanos están reanimando el género fantástico y de ciencia-ficción.

Un saludo. Si os apetece dejaros pasar por OjO de buey:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/05/hijos-de-los-hombres.html