19.8.06

Al agua patos

Lo del título tiene una explicación, y es que como no voy a ceñirme a un solo tema, sino que voy a comentar dos cosillas y las dos están relacionadas con el hachedoso, pues eso...
Para empezar, quería hablar un poco de Dirk Pitt, ese personaje inventado por Clive Cussler y cuyas novelas Adri y yo devoramos cual phoskitos en la adolescencia. debido a que Dirk Pitt es el director de proyectos de la Agencia marina de los eeuu, todas las novelas que protagoniza tienen buena parte de su acción en el agua, ya sea encima o por debajo.
Son novelas que mezclan la acción, la intriga, el espionaje político, las aventuras y el suspense. Por eso la última adpatación de una de sus novelas (Sahara) fue una basura, porque primaba el humor idiota (cosa de que carecen las novelas) y la aventura, faltándole la acción y el estilo que hace tan características a las historias de Cussler.
Dirk Pitt es un personaje con facha de héroe, un tipo duro a lo Jack Bauer (aunque Bauer le destrozaría sin pensarlo), y como Bauer, aunque por diferentes razones, no es un héroe típico.
Y es que Dirk Pitt es un personaje al que en ocasiones adoras, sobre todo cuando se enfrenta a mil peligros sin casi despeinarse, pero al que a veces debes detestar moralmente (como cuando una chica le rechaza y él la abofetea y entonces ella deja que sus barreras cedan y cae en los brazos de Pitt) aunque esas escenas te resulten la mar de divertidas.
La verdad es que son novelas que se leen muy fácilmente y que entretienen que da gusto. Algunas son peores que otras, pero de vez en cuando uno encuentra verdaderas joyas, como Vixen 03, Cyclops o El secreto de la atlántida. Y además tienen a alguno de los mejores secundarios de la historia, como son Giordino o el Almirante Sandecker.
Pero si hay que resaltar una cosa de las novelas de Cussler es que, a medida que se acerca el final y la acción se va tornando cada vez más peligrosa, los detalles están escritos con frialdad, para resaltar la dureza de la situación o de Pitt, y te encuentras así con párrafos geniales como el siguiente (sacado de Cyclops):
No dijo más. Pitt apoyó el grueso cañón de la AK-74 en la panza de Quintana y le empujó contra la pared. Quintana se había enfrentado muchas veces con la muerte antes de ese momento, pero al contemplar la helada expresión de aquel rudo semblante, al ver pintada una indiferencia asesina en aquellos ojos verdes, comprendió que tenía un pie en el ataúd.
Fantástico. Vamos, casi me acojono hasta yo. Quintana tuvo que cagarse por la pata p'abajo.
Y lo segundo que quería comentar, también relacionado con el agua, es que he puesto a bajarse el episodio piloto de Aquaman, una serie de los creadores de Smalville (lo cual para mi ya no dice mucho a su favor) sobre un superheroe que ni conozco. Pero Adri me enseñó el trailer en youtube y parecía tener buena pinta. Y salía Ving Rhames.
Lo he puesto a descargar por la curiosidad de verlo y porque Adri seguramente quiera verlo. Aunque, por si a alguien le interesa, este episodio piloto será lo único que podrá ver sobre Aquaman porque la serie finalmente no ha sido comprada por ninguna cadena de televisión así que no habrá más episodios.
Como nota final a este post acuático, sólo decir que, por muchos poderes que tenga en la serie el niñato rubio que hace de Aquaman, Dirk Pitt le destrozaría aún con los brazos atados a la espalda, y es que al rubiales le falta una cosa muy importante para ser un gran héroe: una indiferencia asesina en sus ojos. Y un rudo semblante.

3 comentarios:

Álvaro Loman dijo...

Hola, Hopewell. Sólo te escribo porque me gustaría tener tu mail (Ya que no está en tu ficha de blogger...), así que, please, mándame un correo a alvaroloman@gmail.com y yo te agregaré a mi cuenta de hotmail.

Por cierto, adoro tu mascota ¿Sabías que si le lanzas el pescado y empujas al pingüino cuando está el pez en el aire no lo coge y vuelve a caer al agua?

Me aburro mucho, lo sé...

[el autentico] adri dijo...

dirk pitt ruuuuuuuuuules!

Alejandro Pámanes dijo...

Ps eso